Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

BELLAS ARTES

Tributo en Oliete al gran maestro de artistas Alejandro Cañada Valle

El pintor y escultor aragonés recibió un sentido homenaje en su localidad natal con motivo del centenario de su nacimiento.

La sala de exposiciones Matadero Municipal de Oliete rindió ayer tributo a uno de sus hijos pródigos, el artista olietino Alejandro Cañada, con motivo del centenario del nacimiento y el IX aniversario de su fallecimiento. Por la tarde se inauguró la muestra que recogía parte de los trabajos más relevantes del pintor aragonés, donde se pudo apreciar no solo la calidad de sus obras, sino la evolución artístico-personal del pintor.

Al acto asistieron las hijas del pintor y también artista, Natividad y María Ángeles Cañada, además de allegados, vecinos de Oliete, autoridades, y amigos de la familia como Pilar de Yarza, presidenta-editora de HERALDO y presidenta de la AEDE, y Carlos Carnicer, presidente del Consejo General de la Abogacía. "Estamos emocionadísimas, yo estoy casi a punto de llorar, no solo por lo bien que refleja esta exposición la trayectoria de mi padre, sino por todo este cariño que se respira aquí", confesó Nati Cañada. "Que a una persona que ha muerto hace poco se le reconozca una valía, una trayectoria de trabajo y enseñanza, da mucho gusto", declaró María Ángeles.

Tras el discurso de apertura a cargo del alcalde de Oliete, Pedro Millán, se presentó el libro "Alejandro Cañada: pintor y maestro de una época", de la doctora en Historia del Arte Mª Isabel Sepúlveda. "Alejandro Cañada fue un artista excepcional, que sobre todo resalta por haber sido un maestro de artistas", añadió la autora.

Además, los presentes pudieron adquirir una emisión limitada de sellos de correos de Cañada, diseñado por su hija María Ángeles, pintora y maestra de la escuela de arte que fundó su progenitor. "Me daba miedo continuar con la estela de mi padre. Sin embargo, la labor ha resultando realmente gratificante", confesó María Ángeles. Asimismo, el público pudo tener su ejemplar del libro sellado mediante un matasellos especial realizado por José Luis Monaj, marido de Nati Cañada, con motivo del Centenario que solo estaba disponible hasta las ocho de la tarde del sábado. "Este sello estará un mes en Zaragoza y tres meses en Madrid. Después pasará al Museo Postal de la capital de España", apuntó Alejandro Abadía, filatélico promotor de esta iniciativa.

Artista pluridisciplinar

Alejandro Cañada vio la luz un 9 de septiembre de 1908, y hasta el día de su muerte, el 13 de septiembre de 1999, no cesó en su actividad artística. Pintor, escultor, destacado muralista tanto de arte sacro como de otras vertientes temáticas, es el autor del mural del aeropuerto de Zaragoza, además de grabador y músico.

"Si algo define a mi padre es el haberse renovado continuamente", reconoció Natividad. Cañada tuvo una evolución pictórica muy interesante porque le gustaba probar nuevas técnicas. En su ciclo cuasi expresionista, donde saca lo más peculiar de personajes como Dalí o Lenin, incluyendo un elemento iconográfico muy personal en él, la roca. Se podría decir que son una especie de 'esculto-pinturas', donde el autor de muestra su férrea vinculación con su tierra.

Pero sin género de dudas, el papel de Cañada es fundamental como maestro generacional de artistas pictóricos. Sus discípulos han resaltado la paciencia a la hora de enseñarles, su dedicación y vocación."Ha sido profesor de media Zaragoza, creando un ambiente de libertad cuando no la había", recalcó María Ángeles. Y es que Cañada creó en 1946 su escuela, por donde han pasado más de 6.000 alumnos, en una época en la que en Zaragoza no había prácticamente más ofertas para formar a los jóvenes artistas, a excepción de la Escuela de Artes y el Estudio Goya y alguna academia privada.

Etiquetas