Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ESTRENOS

Batman vs. el Joker

La película más esperada del verano, y posiblemente del año, llega a la cartelera. ¿El caballero oscuro¿ presenta al hombre murciélago, de nuevo interpretado por Christian Bale, frente al villano más emblemático de los cómics: el Joker, encarnado por el fallecido Heath Ledger. Por Enrique Abenia (HERALDDO.es)

Llegó el día. El caballero oscuro o, lo que es lo mismo, Batman, desembarca en la taquilla española dispuesto a arrasar como lo ha hecho ya en Estados Unidos, donde lleva recaudados 400 millones de dólares (y lo que le queda) y se vive una fiebre sin precedentes por el filme. El hombre murciélago es uno de los superhéroes más queridos, pero en un contexto cinematográfico marcado por la continua aparición en la gran pantalla de personajes procedentes del cómic, sorprende la extraordinaria repercusión de la película. En los foros y páginas especializadas de Internet no se habla de otra cosa e incluso los diarios internacionales (también los de tirada nacional) han publicado sesudos análisis sobre las causas de semejante expectación. La sexta película sobre Bruce Wayne y su alter ego, la segunda bajo la batuta de Christopher Nolan, quien redefinió con acierto al personaje en “Batman begins”, ha originado un fenómeno social y cultural que no se vivía hace años con un largometraje. Se ha convertido en la obra del 2008, dejando en un escalón inferior a la entretenida cuarta entrega de Indiana Jones.

Un reflejo de la relevancia que ha adquirido la obra es su rendimiento comercial en Estados Unidos, si bien quizá sea más significativo que en la célebre IMDB, web de referencia para todo cinéfilo y profesional del sector, “El caballero oscuro” corona con un 9.1 de nota la lista de las 250 mejores películas de la historia (siempre a juicio de los usuarios), superando a las grandes obras maestras. A esto cabe añadir los insistentes rumores sobre la hipotética nominación al Óscar, con carácter póstumo, del malogrado Heath Ledger, quien como todo el mundo sabe encarna al Joker, el villano más carismático de Gotham. Respecto a su elevada calificación en la IMDB, esta se explica por el inusitado entusiasmo con el que se ha recibido la película, ya que no estamos ante la mejor película jamás realizada, puesto a todas luces exagerado. Sin embargo, esto no quita, tal y como ha comentado la crítica, que por derecho propio se haya convertido en uno de los filmes más alabados del año y para muchos ostente el título de la mejor obra sobre superhéroes.

En cuanto a la posible candidatura de Ledger, esta opción no se puede descartar. Su interpretación, inspirada, entre otros, en Alex de Large, personaje protagonista de “La naranja mecánica”, es de diez. Con su entonación, sus ademanes y su pose crea un antagonista de lujo, un estrafalario psicópata que con sus actos terroristas (va más allá de un simple delincuente) aspira a desatar el caos. Ledger eclipsa al resto del brillante reparto, aunque quizá en esta apreciación generalizada influya que el actor, tras su trágico fallecimiento, es ya un mito. Su presencia constituye el principal reclamo de la película, y puede que precisamente se intente explotar esa aureola de Óscar, hecho que cuenta con el agravante de que, a priori, las características de la película no encajan con las preferencias de los académicos para designar candidatos. Lo que nadie le podrá quitar a Ledger, que siempre será recordado por hacer del Joker (labor para la que se involucró hasta límites obsesivos), es que, con ese siniestro maquillaje, se ha convertido en un icono del cine, a lo que también ayuda su actuación. Por ello, sin desmerecer el doblaje (a pesar de que, en algunos momentos, por aquello de adaptarse al énfasis que pone Ledger en sus frases, suena algo ridículo), mencionar que quizá sea más apropiado que quien tenga la posibilidad la vea en versión original subtitulada, algo difícil en Aragón.

Razones del éxito

Nadie ponía en duda el paso triunfal de “El caballero oscuro” por la taquilla mundial pese a la dura competencia de “Wall·E” o “Mamma mia!”, aunque las expectativas se han disparado. ¿A qué se debe? Como todo, a un cúmulo de factores. Por un lado están el tirón que ejercen Batman y un villano emblemático, una intensa campaña de márquetin viral a través de la Red y el buen sabor de boca que dejó “Batman begins” (sobre todo si se compara con las casi paródicas secuelas dirigidas por Joel Schumacher, cuyo resultado motivó que se reinventara la saga). Pero no menos importante es el morbo y la curiosidad que despiertan el proyecto debido a la muerte de Ledger al término del rodaje. A este elemento hay que añadir ese aura de filme maldito que parece que rodea a la producción, por aquello del escándalo protagonizado por Christian Bale en plena promoción y el grave accidente que hace escasas fechas sufría Morgan Freeman.

En el guión escrito por Christopher Nolan y su hermano Jonathan se mantienen las líneas básicas del personaje creado por Bob Kane y Bill Finger en 1939 y, al igual que en “Batman begins”, se opta por una ambientación y una trama cercanas al cine negro. El millonario Bruce Wayne (Batman), sigue buscándose a sí mismo, aunque al menos tiene más fácil luchar contra el crimen gracias a la inestimable colaboración del fiscal Harvey Dent y el teniente Jim Gordon, posiblemente el único policía honesto que queda en Gotham. Todo cambia cuando entra en escena el Joker, un enfermizo criminal que pretende generar anarquía y caos y, de paso, destruir al héroe. Batman deberá decidir si para establecer el orden opta por cruzar la fina línea que separa el Bien del Mal (de ahí el título de “El caballero oscuro”).

Un reparto espléndido

La película puede verse de dos formas complementarias: como un espectáculo veraniego repleto de acción o, para los espectadores más exigentes, como un filme que plantea una reflexión sobre los condicionantes del héroe, lo que le confiere un cierto tono de tragedia. Christopher Nolan, dado a conocer con el filme de culto “Memento” y autor de las estimulantes “Insomnio” y “El truco final”, se consagra definitivamente en Hollywood, demostrando que es capaz de capitanear una gran producción sin por ello perder sus señas de identidad. Nolan se rodea de un reparto de primera línea. A Christian Bale, para muchos el mejor Batman, y Ledger les acompañan Michael Caine, Morgan Freeman y Gary Oldman, ya presentes en “Batman begins”. Las principales incorporaciones son Aaron Eckhart (en la piel del fiscal Dent, quien, como el aficionado sabe de sobra, se convierte en el pérfido Dos Caras a raíz de un accidente, transformación rodeada de un gran secretismo, ya que es más que probable que sea uno de los villanos de la próxima secuela) y Maggie Gyllenhaal, en el papel que interpretó en su día Katie Holmes.

Etiquetas