Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ÓPERA

Varios homenajes recuerdan a Fleta en el 70 aniversario de su muerte

Un concierto, una exposición, una charla y dos actos ante su tumba del cementerio de Torrero evocarán al gran tenor aragonés.

El 29 de mayo de 1938, el gran tenor Miguel Fleta moría en su casa de La Coruña. El cuerpo del artista, que había nacido en 1987 en la localidad aragonesa de Albalate de Cinca, fue trasladado 21 años después al cementerio de Torrero, en Zaragoza, donde hoy se le rendirá homenaje con motivo del 70 aniversario de su fallecimiento.

El grupo de la Asociación de Amigos de la Música de la Biblioteca de Aragón será el primero en recordar al cantante, depositando a las 9.30 en el mausoleo de Fleta una cruz de flores y rezando una oración. Por la tarde, a las 19.30, será otro grupo, el de la Polifónica Miguel Fleta, quien se acercará al camposanto para recordar al tenor cuyo nombre lleva con un responso, una ofrenda floral, la emisión de un documento sonoro y la interpretación por parte de la propia Polifónica del "O bone Jesus" de Palestrina.

En Utebo, donde hay otra institución que también fue bautizada con el ilustre nombre del cantante -el Teatro Miguel Fleta-, han preparado igualmente varias actividades en su memoria.

A mediodía se inaugurará en el Centro Cultural Mariano Mesonada de esta localidad zaragozana una exposición con objetos relacionados con el tenor, atesorados y prestados para la ocasión por admiradores de su figura. Media hora más tarde, el presidente de la Asociación de Amigos de la Música de la Biblioteca de Aragón, Miguel Ángel Santolaria, ofrecerá una conferencia titulada "Miguel Fleta, el gran tenor aragonés". En ella, glosará la vida y la trayectoria artística de esta figura del canto.

Por último, en el citado Teatro Miguel Fleta se descubrirá una placa conmemorativa fabricada en cerámica de Muel y a las 19.00 comenzará un concierto con diversas piezas de ópera y zarzuela, que irán siendo presentadas por Conchita Carrillo. El pianista Emilio Belaval acompañará las interpretaciones de las sopranos Mary Francis Oyarzábal, María Luisa Paricio, Olegaria Serrano, Cointa Blasco y Virginia Talayero; la mesosoprano María Pilar Belaval; los tenores Ernesto Tamé, Miguel Ángel Santolaria, Pedro Calavia y Carlos Salvador Tapia; y el barítono José Luis Cabeza. También intervendrá el rapsoda Augusto Usón.

Del campo a la gloria

La vida de Miguel Fleta fue breve -murió con 41 años- pero su voz le permitió ascender al Olimpo de la fama desde un origen bien humilde. Su padre, Vicente Burró, llevaba un café en Alabalate de Cinca y tuvo otros nueve hijos con su esposa, María Fleta, cuyo apellido fue el que Miguel consagró sobre los escenarios de los teatros más importantes del mundo. Tras haber estado desde niño al servicio de un comerciante y labriego de su pueblo, Miguel se trasladó a Zaragoza, donde descubrió que tenía una buena voz. Eso lo animó a viajar a Barcelona para hacer una prueba en el Conservatorio del Liceo.

Allí lo apadrinó la profesora francesa Luisa Pierrick, que además de enseñarle todo lo necesario sobre el canto y sobre cómo comportarse en sociedad, se convirtió en su compañera sentimental e, incluso, tuvo un hijo con él.

Bajo su tutela debutó en 1919 en el Teatro Comunale de Trieste, en Italia, lo que le abrió las puertas del éxito en todo el mundo y el ser aclamado durante una década por público y crítica gracias a sus papeles en óperas como "Carmen" -su favorita-, "Tosca" o "Pagliacci".

Un matrimonio con Carmen Mirat, con la que tuvo cuatro hijos, una cambiante filiación política y un rápido declive de su carrera artística marcaron los últimos años de su vida.

Etiquetas