Despliega el menú
Ocio y Cultura

GOYA

La DGA palía la falta del Espacio Goya en 2008 con un programa de exposiciones

Hace unos días concluyó la primera y el próximo 18 de mayo se inaugurará la más ambiciosa de las tres, "Goya en Italia". La última muestra estará dedicada a artistas que se inspiraron en el de Fuendetodos.

El Museo de Zaragoza es otro de los edificios que este año están marcados por la figura del pintor Francisco de Goya, y ello incluso antes de que este museo -junto al edificio aledaño de la Escuela de Artes- se convierta definitiva y oficialmente en el llamado Espacio Goya, lo que requerirá algunas modificaciones en ambos inmuebles, según un proyecto diseñado por los arquitectos Herzog & De Meuron.

El pasado 9 de abril concluyó la primera de las muestras en torno a la figura del artista de Fuendetodos programadas por el Gobierno de Aragón para este año de la Expo. Se trataba de una exposición titulada "La memoria de Goya (1828-1978)", comisariada por Juan Carlos Lozano.

En ella, durante dos meses, se han exhibido 119 obras, repartidas en tres salas. Pero no todas eran de Goya, sino más bien una mínima parte (solo siete óleos), complementadas con cuadros, dibujos, esculturas, fotografías y otras piezas de autores tan diversos como Federico Marés, Mariano Benlliure, Julio Antonio, Federico Madrazo, Marcelino Unceta o Luis Buñuel, entre otros.

Era así, según explicaron sus responsables, porque la idea no era tanto hacer "una exposición de Goya, ni de Goyas" como tratar de descubrir cómo se ha ido formando en la mente colectiva la imagen de Goya desde su muerte, en 1828.

De Aníbal a la familia real

El mes que viene, el Museo de Zaragoza abrirá la que será la gran apuesta goyesca del Gobierno aragonés para el periodo de la Expo: "Goya en Italia", comisariada por Joan Sureda, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Barcelona. Bajo este título, lo que se ofrecerá a los visitantes es una visión sobre la estancia de Goya en Italia y cómo influyó en su obra posterior tanto lo que observó allí como los artistas con los que convivió.

Goya se marchó en 1770 a Italia, pagando el viaje de su propio bolsillo, porque deseaba aprender de los grandes maestros italianos contemplando sus obras en persona. Estando en Parma, el pintor de Fuendetodos vio la oportunidad de participar en un concurso convocado por la Academia de esa ciudad y pintó el lienzo "Aníbal vencedor contemplando por primera vez Italia desde los Alpes", que se encuentra precisamente entre los fondos del Museo de Zaragoza. Por cierto, Goya no ganó el concurso, pero obtuvo con su cuadro una mención especial del jurado.

La exposición "Goya en Italia", que estará abierta del 18 de mayo al 15 de septiembre (el día siguiente a la clausura de la Expo en Zaragoza), contará con 350 obras de autores como Anton Raphael Mengs, Giovanni Battista Piranesi, Jacques-Louis David, Luca Giordano o Corrado Giaquinto, entre otros.

Entre las obras del propio Goya, se traerá por primera vez a la capital aragonesa "La familia del Infante Don Luis de Borbón", pintura de grandes dimensiones (mide 2,4 x 3,3 metros) realizada por Goya en 1783 y considerada el primer gran retrato colectivo del autor. Esta pieza es propiedad de la Fundación Magnani-Rocca.

Hacia el mundo moderno

El último encuentro de Goya con el público en el Museo de Zaragoza este año tendrá lugar a partir de diciembre. Valeriano Bozal.

catedrático de Historia del Arte de la Universidad Complutense de Madrid, y Concepción Lomba,

profesora titular de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, han comisariado "Goya y el mundo moderno", que hasta marzo de 2009 mostrará a Goya como precedente de muchos de los movimientos del arte de los siglos XIX y XX, entre ellos el impresionismo, el simbolismo, el expresionismo o el surrealismo.

Etiquetas