Despliega el menú
Ocio y Cultura

FOTOGRAFÍA

Polémica por las imágenes propagandísticas: "París durante la ocupación", de André Zucca

La ciudad y las fotografías son sólo hermosas y solo esporádicamente se puede ver un soldado alemán y sólo dos veces se puede reconocer en un abrigo la "estrella amarilla" que los nazis obligaban a usar a los judíos.

La exposición "París durante la ocupación" ha generado un gran alboroto en los medios de Francia. No tanto porque las 250 imágenes en color del fotógrafo francés André Zucca, que son exhibidas por primera vez, sean exclusivamente propagandísticas.

La exposición muestra un París entre 1941 y 1944 en el que únicamente parece brillar el sol. No hay absolutamente nada que indique cuál era el contexto histórico cuando fueron tomadas las fotografías.

La ciudad y las fotografías son sólo hermosas: terrazas de cafés repletas de gente, mujeres bellas vestidas a la moda paseando por el Jardin du Luxembourg o en el hipódromo de Longchamps.

Sólo esporádicamente se puede ver un soldado alemán y sólo dos veces se puede reconocer en un abrigo la "estrella amarilla" que los nazis obligaban a usar a los judíos.

"¿Nos engañaron? ¿Entonces no había ni represión ni colas interminables frente a las panaderías?", se pregunta, provocadora, la prensa francesa. "Times" también optó por un título irónico: "Qué hermosa que puede ser la guerra".

"Hace tan sólo unas semanas, Sarkozy propuso que los niños en la escuela primaria fueran padrinos de un niño que haya muerto en la Shoah. Y aquí nos muestran imágenes idílicas de París sin explicar cuál era el trasfondo", comentó una mujer que estuvo en la muestra, que podrá visitarse hasta el 1 de julio en la Bibliotheque Historique de la Ville de Paris.

Más información

Inicialmente las fotos sólo tenían datos sobre dónde y cuándo fueron tomadas. Ahora, tras las quejas, se ha colocado información a la entrada de la exposición explicando que Zucca tomó las fotografías por encargo de la revista nazi "Signal".

Antes de que Zucca sirviera en el Ejército alemán, había trabajado para revistas como "Paris-Soir", "Paris-Match", "Life" y "Picture Post". Durante el invierno de 1939/1940 se desempeñó como corresponsal de guerra desde el frente careliano y, junto con Joseph Kessel, periodista y novelista, informó sobre lo que se dio en llamar la "drole de guerre" ("guerra en broma", en alusión a los primeros meses de incertidumbre durante la II Guerra Mundial).

Finalmente, el 1 de agosto de 1941 comenzó a trabajar para "Signal". Obtuvo permiso de tomar fotografías a cielo abierto. Y a color.

Era el único francés al que le estaba permitido trabajar con carretes Agfa color. Con su Leica, tomó cientos de imágenes a color de las que ahora pueden verse por primera vez más de 250.

Exageración

El director de la biblioteca, Jean Derens, considera que las críticas y la polémica son exageradas. Para él, lo principal es la calidad de las imágenes y su carácter único. Además no se puede repetir todo constantemente, agregó.

Es lamentable si un visitante no sabe qué significó la ocupación. "Lo impresionante es la habilidad técnica del fotógrafo", explicó Derens.

Zucca fue detenido en octubre de 1944. Una vez liberado, se recluyó en la región de Dreux, en el noroeste de Francia, donde retomó su oficio y ofrecía sus servicios como fotógrafo para bodas y otras celebraciones.

La exposición se asemeja a un paseo por París. Las imágenes están distribuidas por distrito, de manera que el espectador puede deambular por los barrios de Belleville, Marais o a lo largo de los Campos Elíseos.

Las calles están vacías, pero los cafés y los escaparates están llenos. "La mirada que recae sobre París está totalmente tergiversada por la situación del fotógrafo y la técnica utilizada", comenta Jean- Claude Gautrand, fotógrafo e historiador.

"Para poder tomar este tipo de fotografías a color se precisaba una luz muy fuerte. Eso es lo que genera la impresión de un París permanentemente soleado", añadió.

Etiquetas