Despliega el menú
Ocio y Cultura

LIBROS

Los libreros de viejo aragoneses rinden un cálido homenaje a Inocencio Ruiz

Publicado "De la piedra al papel", un artículo inédito en el que recreaba el nacimiento de la cultura impresa.

"Es nuestro testimonio de amor y de afecto". Así presentaba ayer Francisco Asín Remírez de Esparza "De la piedra al papel, pasando por el papiro, el pergamino y la vitela", un libro en el que el aragonés recorría el nacimiento de la cultura escrita en el mundo. Una obra póstuma e inacabada que dejó en su escritorio y que ahora, gracias a ALVADA, la Asociación del Libro Viejo y Antiguo de Aragón, y al Gobierno de Aragón, ha sido rescatada del olvido. La edición, de 500 ejemplares, cuenta con artículos de la nieta del librero, Leonor Ruiz, del propio Francisco Asín, y de Guillermo Redondo, catedrático de la Universidad de Zaragoza y conocido bibliófilo.

El viceconsejero de Educación, Cultura y Deporte, Juan José Vázquez, presentó ayer la obra, asegurando que es no solo un homenaje a la memoria de Inocencio Ruiz, sino a los frutos que dejó, tanto sus libros sobre bibliofilia como los eventos que promovió, como la Feria del libro Viejo y Antiguo que estos días se celebra en Zaragoza.

"El libro sigue siendo el mayor soporte cultural, a pesar de todos los tristes augurios de los últimos años -señaló Vázquez-. Y una ciudad que no rinde culto al libro no es una ciudad culta".

El librero Francisco Asín señaló que Ruiz Lasala, fallecido en 2003 tras regentar durante décadas una popular librería en el Tubo, se mostraba "un poco pesimista sobre el futuro del libro antiguo y eso le preocupaba porque él decía que para conocer el presente había que leer las raíces en las que se había forjado".

Pablo Parra, presidente de ALVADA, agradeció la colaboración prestada por la publicación, al tiempo que subrayaba: "Es un homenaje mínimo, pero es lo mínimo que podíamos hacer".

Etiquetas