Despliega el menú
Ocio y Cultura

Compara la letra de Dylan con la versión de Amaral

DYLAN:

¿Dónde estuviste, hijo mío de ojos azules?

¿Dónde estuviste, querido mío?

Tropecé con la falda de doce montañas brumosas.

Caminé y me arrastré por seis sinuosas autopistas,

Anduve en medio de siete bosques desolados,

Estuve frente a doce océanos muertos,

Me adentré diez mil millas en la boca de un cementerio,

Y es dura, muy dura,

Y es dura la lluvia que va a caer.

¿Qué viste, hijo mío de ojos azules?

¿Qué viste, querido mío?

Vi un recién nacido rodeado de lobos salvajes,

Vi una autopista de diamantes que nadie utilizaba,

Vi una rama negra que goteaba sangre,

Vi una habitación llena de hombres con martillos ensangrentados,

Vi una escalera blanca cubierta de agua,

Vi diez mil oradores con las lenguas rotas,

Vi pistolas y espadas en manos de niños,

Y es dura, muy dura,

Y es dura la lluvia que va a caer.

¿Qué oíste, hijo mío de ojos azules?

¿Qué oíste, querido mío?

Oí el sonido del trueno que rugió como advertencia,

Oí el estruendo de una ola que pudo ahogar al mundo entero,

Oí a cien tamborileros cuyas manos llameaban,

Oí diez mil susurros que nadie escuchaba,

Oí a un hombre muriendo de hambre, oí a mucha gente riendo.

Oí la canción de un poeta que murió en el arroyo,

Oí el sollozo de un payaso que lloraba en el callejón,

Y es dura, muy dura,

Y es dura la lluvia que va a caer.

¿A quién encontraste, hijo mío de ojos azules?

¿A quién encontraste, querido mío?

Encontré un muchacho junto a un pony muerto,

Encontré un hombre blanco que pascaba un perro negro,

Encontré una mujer joven cuyo cuerpo ardía,

Encontré una muchacha que me dio un arco iris.

Encontré un hombre herido de amor,

Encontré otro hombre herido de odio,

Y es dura, muy dura,

Y es dura la lluvia que va a caer.

¿Qué harás ahora, hijo mío de ojos azules?

¿Qué harás ahora, querido mío?

Regreso antes de que la lluvia empiece a caer,

Caminaré hasta las profundidades del más hondo y sombrío bosque.

Donde la gente es mucha, toda con las manos vacías,

Donde las bolas de veneno inundan sus aguas,

Donde el hogar en el valle se confunde con la sucia y húmeda prisión.

Donde el rostro del verdugo está siempre bien oculto,

Donde el hambre es odiosa, donde las almas están olvidadas,

Donde el color es negro y el número nada,

Y lo diré y lo pensaré y lo hablaré y lo respiraré,

Y lo mostraré desde la montaña para que todas las almas puedan verlo,

Y después me alzaré sobre el océano hasta que empiece a hundirme,

Pero, antes de cantarla, conoceré bien mi canción.

Y es dura, muy dura,

Y es dura la lluvia que va a caer.

Traducida al español por Carlos Álvarez (letra aparecida en el libro "Bob Dylan. Escritos, canciones y dibujos")

 

AMARAL:

Me han dicho que has vuelto por fin a tu casa

¿Qué has visto en tu viaje por tierras lejanas?

Caí entre la bruma de doce montañas

Vagando por seis autopistas cortadas

En medio de siete bosques callados

Perdido en las costas de negros océanos

Subí a diez mil millas hasta un camposanto

Y llegará, llegará, llegará, llegará la tormenta

Que anuncia el cielo

Me han dicho que has vuelto por fin a tu casa

¿Qué oíste en tu viaje por tierras lejanas?

El ruido de un trueno preludio del miedo

La última ola al final de los tiempos

Tambores sonando en la linea de fuego

Y tantos susurros que no escucha nadie

Oí carcajadas y llantos de hambre

La triste canción del poeta en la calle

La voz de un payaso cubierto de sangre

Y llegará, llegará, llegará, llegará la tormenta

Que anuncia el cielo

Me han dicho que has vuelto por fin a tu casa

¿Y qué harás ahora que el viaje se acaba?

Volver antes de la lluvia de estrellas

A lo más profundo de lo desconocido

Donde hay multitudes sin nada en las manos

Allí donde el sol ha secado los ríos

Donde eres esclavo o un pobre fugitivo

Que ha visto los ojos de un hombre sin rostro

Donde todas las almas han sido olvidadas

Donde negro es el color y el número no existe

Gritaré hasta que quede grabado en el viento

Y mi voz se refleje desde ésta montaña

Aunque tenga que andar encima de las aguas

Hasta que ésta llamada sea escuchada

Y llegará, llegará, llegará, llegará la tormenta

Que anuncia el cielo

Y llegará, llegará, llegará, llegará la tormenta

Que anuncia el cielo.


Etiquetas