Despliega el menú
Ocio y Cultura

CINE

Julianne Moore y Belén Rueda juntas en "Savage grace", una cinta rodada en España

Belén Rueda destacó la profesionalidad y cercanía de una estrella de Hollywood de la talla de Julianne Moore, mientras que la actriz norteamericana ha destacado la similitud de su vida con la de la protagonista de "El orfanato".

Incesto, locura, pasiones desbordadas, drogas e infidelidad son algunos de los ingredientes de "Savage Grace", la nueva cinta del arriesgado director norteamericano Tom Kalin, que protagonizan Julianne Moore, Eddie Redmayne y Belén Rueda, y que presentaron en Madrid.

"Savage Grace", que se estrena el viernes, fue rodada íntegramente en el verano de 2006 en las ciudades de Barcelona y Gerona, ya que es una coproducción europea y porque "Barcelona es la única ciudad de Europa en la que se podían recrear ciudades tan dispares como París, Mallorca o Londres", ha explicado el director de la cinta.

Tom Kalin, que hace 15 años saltó a la fama con su ópera prima "Swoon" -considerada como un título clave en el "New Queer Cinema"- narra ahora la verdadera historia de Barbara Baekeland, una mujer de origen humilde que ingresó en la alta sociedad norteamericana tras contraer matrimonio con un rico heredero del creador de los plásticos baquelita. Una mujer "que tenía una doble cara; era encantadora pero, por otro lado, estaba mentalmente enferma y era violenta", ha afirmado Julianne Moore.

El caso de Barbara Baekelan conmocionó a la sociedad norteamericana después de que ésta apareciera asesinada en su apartamento londinense y salieran a la luz las relaciones sexuales que había mantenido con su hijo, Anthony Baekeland.

Con un argumento cargado de tabúes, Tom Kalin no lo ha tenido fácil para llevar esta historia a la gran pantalla. De hecho, ha tenido que venir a Europa para encontrar productores, pues "Estados Unidos es un país fundado por puritanos, así que hay una obsesión enfermiza hacia escenas sexuales", explicó el director, quien, sin embargo, resta importancia a la carga sexual de "Savage Grace". "Para mi, el sexo es una forma más de comunicación en las relaciones humanas. En el fondo, esta película habla de fracaso del amor, así que las escenas explícitas están justificadas porque sirven para dibujar a los personajes y entender el final", ha explicado el director.

Por su parte, Julianne Moore ha destacado que la primera vez que leyó la historia de la vida de Barbara Baekeland, lo que más le llamó la atención fue que "todo el mundo sabía que pasaba algo raro, pero nadie hizo nada".

"Savage Grace" no llegará a los cines estadounidenses hasta el próximo 30 de mayo, aunque Kalin ha querido mostrar su asombro por la acogida que ha tenido la cinta en el Festival de Sundance, que tiene lugar en Salt Lake (Utah), un ciudad "en la que hay muchos mormones, por lo que la gente es algo más puritana que en el resto de Estados Unidos, y, sin embargo, en contra de lo que yo había pensado, no hubo nadie en el público que se levantara a mitad de la película".

El nuevo largometraje de Kalin también supone el primer proyecto internacional para Belén Rueda, que aunque tiene un "papel pequeño" en el filme, ha asegurado que esta historia le atrajo desde el primer momento "no sólo por el guión en si, sino porque Kalin es un director que tiene muy claro lo que quiere hacer y eso motiva que los rodajes sean tranquilos".

Asimismo, Belén Rueda destacó la profesionalidad y cercanía de una estrella de Hollywood de la talla de Julianne Moore, mientras que la actriz norteamericana ha destacado la similitud de su vida con la de la protagonista de "El orfanato". "Las dos somos madres, mujeres que tenemos una vida más allá de nuestros trabajos y que buscamos hacer cosas interesantes", ha afirmado Moore quien, como anécdota, ha revelado que cuando fue a ver "El orfanato" su marido le dijo que la actriz española "estaba como un cañón".

Etiquetas