Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

El regreso

El montaje del escenario para los conciertos de Zaragoza está terminado y los accesos al estadio están listos.

El equipo de producción revisa el espacio de la pasarela hacia el escenario B.
Montaje del escenario de Héroes en La Romareda
Pablo Ferrer

Este martes me acusaban de relajación de costumbres (al menos, no era de esfínteres) en los últimos días del blog. "Mucha foto y poco texto", decían. Bueno, pues hoy me extenderé un poco acerca de la calma que llega tras la tempestad del aterrizaje.

Estar en casa tras muchos tiempo fuera es algo que necesita de pocos adjetivos, así que habrá que incidir en los sustantivos. O en las frases hechas. El caso es que el primer día en Zaragoza ha sido de histeria para unos (la gente de producción) y de calma, pero tensa, para otros (el grupo).

Joaquín y Juan, que se reencontraban con sus críos, eran probablemente los más relajados. Pedro estaba feliz, locuaz y con un vagón de sentimientos preñados de recuerdos. Se vuelve loco por marcar tiempo con sus baquetas en "El estanque" mañana a las 21.00 (hora española) en el reencuentro con sus compueblanos. Y Gonzalo, que antes de marchar ya decía que le hubiera gustado seguir de gira, andaba igualmente con ganas de saltar a La Romareda como si se tratara del extremo derecho goleador del equipo de fútbol local.

Los accesos están listos, la puerta para personas con minusvalía está entre las entradas 13 y 14 y sus usuarios serán conducidos a la zona reservada a tal efecto dentro del estadio. Ya saben que los dos recitales de Zaragoza (días 10 y 12) se transmiten en vivo por satélite a quince pantallas españolas de la cadena Yelmo, en varias ciudades que no podrán ver en carne y hueso a Héroes. La iniciativa, pionera en España, ha sido un exitazo y probablemente será imitada en lo sucesivo.

El día 12, además, la transmisión llegará al pabellón municipal de festejos situado en el Ferial de Valdespartera, a las afueras de Zaragoza (carretera de Valencia). Cuando acaben Héroes, saldrán al escenario (ahí sí será en carne y hueso) Niños del Brasil y Las Novias, con lo que se completará virtualmente y dieciséis años después el cartel del concierto de los festejos pilaristas de 1991, que englobaba a las tres bandas locales más pujantes de aquella época.

La "vibra" en Zaragoza -no olvidéis que estamos de fiestas- es tremenda, casi casi se parece a la americana. Veremos qué calificación saca el público mañana y el viernes, para empezar con las odiosas comparaciones. Y cambiándole un poco la letra a "Mar adentro", "esta noche me espera el soporrrr... en mi casaaaa". Que si no se duerme no se crece, y aún no pierdo la esperanza de jugar en la NBA. ¡Salud!

- Ir al especial 'Héroes del Silencio: gira 2007'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión