Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

SENTENCIA SOBRE EL ESTATUT

Zapatero y Montilla fijan una reunión sobre el 'Estatut'

Los partidos catalanes se plantean hacer un pronunciamiento conjunto en el Congreso en defensa de la norma.

José Montilla, a la cabeza de la manifestación por el 'Estatut' del pasado sábado en Barcelona.
Zapatero y Montilla fijan una reunión sobre el 'Estatut'
MARTA PéREZ/EFE

Cumbre por el 'Estatut'. El presidente del Gobierno y el de la Generalitat catalana se reunirán en la Moncloa el lunes o martes de la semana que viene para analizar y buscar una respuesta política a la sentencia del Tribunal Constitucional. José Montilla que lidera la defensa del 'Estatut' como su última acción política de la legislatura, trasladará a José Luis Rodríguez Zapatero su voluntad de recuperar a través de leyes orgánicas y otros mecanismos jurídicos la parte del 'Estatut' que la corte tumbó en su fallo, con la declaración de inconstitucionalidad para 14 artículos y la reinterpretación de otros 27. Zapatero ha mostrado su disposición a explorar ese camino.

El encuentro entre ambos presidentes llegará más de una semana después de que cientos de miles de catalanes -hay una guerra de cifras al respecto- salieran a la calle a protestar contra la sentencia. "El país demostró su ambición", dijo ayer Montilla sobre la marcha celebrada en Barcelona. El jefe del Ejecutivo catalán desveló que Zapatero le llamó por teléfono el sábado y que en esa conversación pidió a su interlocutor la reunión para la próxima semana. Lo hizo también cuando se hizo pública la sentencia, pero Zapatero contestó entonces que no se reuniría con él hasta que no se supiera todo el contenido del fallo.

El "problema catalán"

Montilla no dijo qué respuesta obtuvo del presidente del Gobierno. "No me toca hacer de portavoz ni de intermediario de Zapatero, pero es cierto que tiene un problema con Cataluña en la medida en que lo tiene España", indicó. "El mal llamado problema catalán -añadió- es también un problema de España y de todas las fuerzas políticas".

Según Montilla, la sentencia está "llena de ofensas gratuitas que no tienen efecto jurídico, pero sí el efecto de tocar las narices". "¿Tienen que reiterar tantas veces (ocho) la indisoluble unidad de España? ¿Por qué? Hay cosas que ya figuran en el 'Estatut', pero la sentencia se recrea en ellas", aseveró el presidente de la Generalitat y primer secretario de los socialistas catalanes. "Tenemos motivos para sentirnos maltratados, pero no podemos sentirnos derrotados ni humillados", remató.

Además de por el éxito de la manifestación, la reunión entre Zapatero y Montilla vendrá condicionada por lo que pueda acontecer mañana en el debate sobre el estado de la nación, y lo que ocurra el viernes en el pleno monográfico del 'Parlament' sobre la sentencia del Constitucional. Los partidos catalanes trabajan en una declaración conjunta que, aunque sería rechazada por las Cortes, podría ser histórica porque por primera vez el PSC actuaría al margen del grupo parlamentario socialista. Si bien esta circunstancia nunca se ha dado en 30 años de democracia, hay voces en el PSC que reconocen que el momento así lo exige, pues el TC, dicen, ha roto el pacto constitucional de 1978.

"Los diputados del PSC están al servicio de Cataluña, no al de otras estrategias. Tampoco de las que se recrean en la indisoluble unidad de España, una postura de la que me siento muy lejos, y no soy independentista", advirtió Montilla.

En cualquier caso, y como pudo comprobarse en la negociación de los preparativos de la manifestación, la unidad entre fuerzas muy distintas entre sí como el PSC, CiU, ERC e ICV se antoja complicada, si bien la declaración que hizo Montilla nada más hacerse pública la sentencia podría servir como base, a tenor de la buena acogida que tuvo entre diferentes ámbitos de Cataluña. "El Constitucional ha hecho un mal servicio a Cataluña, a España y al espíritu inclusivo de la Constitución de 1978, que nadie puede secuestrar. No renunciaremos a nada de lo que se ha pactado, firmado y votado. Nos hemos sentido maltratados", afirmó.

Además del tan manido frente común en Madrid, las fuerzas catalanas, a petición de Montilla, celebran el viernes un debate monográfico en el 'Parlament' que podría concluir con otra resolución conjunta. Según la solicitud de Montilla, la sentencia es "un hecho de profunda gravedad y pese a que salva la arquitectura general del 'Estatut' y no acepta las pretensiones de los recurrentes de anularlo sustancialmente, impugna la visión de fondo que impulsó la reforma estatutaria". Se trata, por tanto, de ver cómo canalizarán los partidos catalanes la respuesta en forma de manifestación que dio el sábado la ciudadanía y que ha obligado a las fuerzas políticas a aparcar la refriega electoral.

Etiquetas