Despliega el menú
Nacional

DERECHOS CIVILES

El Gobierno limitará el burka en toda España

El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero limitará el uso del burka en los espacios de titularidad pública de toda España, según anunció en Madrid el ministro de Justicia, Francisco Caamaño.

La tetigo del burka dice que la polémica "es de ignorantes" y se despide con "Alá es grande"
La testigo del burka dice que la polémica "es de ignorantes" y se despide con "Alá es grande"
EFE

El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero limitará el uso del burka en los espacios de titularidad pública de toda España, según anunció hoy en Madrid el ministro de Justicia, Francisco Caamaño.

La medida estará contemplada en la futura ley de libertad religiosa, que regulará entre otras cosas la presencia de símbolos religiosos en los espacios públicos. El Ejecutivo, no obstante, aún no ha dado fecha para la presentación de esa normativa, que inicialmente pretendía que iniciase su tramitación parlamentaria antes de este verano, pero que parece haber quedado pospuesta por la crisis económica actual y la medidas para afrontarla.

El uso del burka no es "uno de los grandes problemas" de España, dijo el ministro, pero es una prenda "difícilmente compatible con la dignidad del ser humano", además de con la "identificación" de la persona.

El anuncio de Caamaño se produce un día después de que Barcelona, la segunda ciudad española después de Madrid, anunciase la prohibición del burka y el nicab en los edificios e instalaciones pertenecientes al ayuntamiento, tales como mercados, bibliotecas o centros culturales.

Otras tres localidades catalanas -Lérida, El Vendrell y Tarragona- han establecido el mismo veto, abriendo el debate sobre el uso del velo integral en España. La localidad malagueña de Coín, en el sur del país, pretende también hacerlo.

El burka, dijo Caamaño en el Ministerio de Justicia, "no respeta la dignidad del ser humano y, particularmente, la dignidad de la mujer".

El burka oculta completamente el cuerpo de la mujer y una rejilla de tela a la altura de los ojos permite a quien la viste ver, pero sin ser vista. El niqab, por su parte, cubre hasta la rodilla y deja sólo libres los ojos. En España, el uso de estas prendas entre las mujeres musulmanas es muy reducido.

Tanto el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy como la formación nacionalista catalana Convergencia i Unió (CiU) han defendido en las últimas semanas la prohibición del burka y el nicab en los espacios públicos.

El PP persigue su veto incluso en las calles. Su secretaria general, María Dolores de Cospedal, aseguró hoy: "No soy partidaria del burka, y yo sí, yo lo prohibiría completamente".

CiU, por su parte, pretende incluir en su programa electoral para los comicios autonómicos del otoño la prohibición del velo integral en todos los espacios de titularidad pública en Cataluña.

La comunidad islámica en España, entretanto, cree que se ha creado una polémica artificial en el país. El presidente de la Junta Islámica catalana, Abdenur Prado, apuntó a que llevar el tema del burka "al centro de la opinión pública", lejos de desincentiva el uso de esa prenda, lo que hace es "promocionarla".

ONGs como SOS Racismo también han criticado un "falso debate que no responde a una preocupación social real".

Etiquetas