Nacional

Arranca el congreso de Sevilla

Zapatero: "Evitamos que España fuera intervenida"

El secretario general del PSOE ha justificado la política económica que tuvo que llevar a cabo y ha señalado que fue consecuencia de factores provenientes del exterior.

Zapatero justifica su política económica, en los factores externos
EFE

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha justificado ante el plenario del 38 Congreso del PSOE la política económica que tuvo que llevar a cabo y ha señalado que fue consecuencia de factores provenientes del exterior.

Zapatero se ha referido a sus medidas económicas al inicio de su intervención ante el plenario del Congreso para presentar el informe de gestión de la Ejecutiva que ha presidido.

El ex presidente ha pedido a su partido que tenga "responsabilidad" y "sentido de Estado" con el actual Gobierno porque su objetivo no es derrotar al PP sino la crisis económica. "Permitidme que os diga, aunque esta no será ya mi tarea, que si cuando estábamos en el Gobierno pedíamos responsabilidad y sentido de Estado, ahora que estamos en la oposición, demostremos responsabilidad y sentido de Estado, porque el objetivo del PSOE no es derrotar al PP sino a la crisis", aseveró.

Sacar tres lecciones de la crisis

Durante su extenso informe realizó un repaso de las tres lecciones que se deben sacar en esta crisis, tanto globalmente como a nivel europeo y español. En este último caso, destacó la necesidad de anteponer la capacidad productiva, la industria, la tecnología, la innovación y la nueva manera de afrontar la educación.

También dedicó un espacio a la cultura, para quejarse de que en España se discute por todo y que a él le ha tocado discutir hasta por el Quijote de la Mancha. Incluso dijo que por defender la cultura a él le han dado "hasta en la ceja".

Reivindicó sus medidas

En cualquier caso, realizó una defensa de las medidas que su Gobierno adoptó a partir de mayo de 2010, aún sabiendo las consecuencias sociales y electorales que eso iba a conllevar. En este contexto, reivindicó las medidas adoptadas asegurando que gracias a ellas España no está ahora intervenida.

En el capítulo de la autocrítica, asumió el error de haber reconocido tarde la crisis económica, pero también descargó su culpa asegurando que a él se le ha exigido algo que nadie podía predecir.

Respeto al partido

El expresidente del Gobierno ha expresado su total respeto por el partido y por todos sus dirigentes y militantes y ha señalado que la crisis financiera procedente de Wall Street y la situación de Grecia tuvieron gran parte de culpa sobre lo que ha tenido que vivir España.

No obstante, ha reconocido la existencia de debilidades propias de la economía española. "Debilidades sí, pero no hubiéramos vivido la dificilísima situación económica y de empleo que tenemos si no hubiéramos tenido los acontecimientos globales y europeos que vivimos", ha añadido.

Etiquetas