Despliega el menú
Nacional

Zapatero: "Al CNI no se le tima así como así"

El presidente niega que agentes del Servicio Secreto pagaran por liberar a tres marineros un millón de dólares a un falso intermediarioEl Gobierno recibe en el Congreso críticas de toda la oposición por la crisis del 'Alakrana'

Ricardo Blach, patrón del 'Alakrana', en Vigo antes de prestar declaración ante el juez Pedraz.
Zapatero: "Al CNI no se le tima así como así"
SALVADOR SAS

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, negó ayer que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) se dejara engañar por los piratas somalíes que tuvieron secuestrado al pesquero 'Alakrana' y que se pagara un millón de dólares (660.000 euros) a un falso intermediario que desapareció con el dinero.

 

"Al Centro Nacional de Inteligencia no se le tima así como así", manifestó Zapatero en respuesta a una información del diario 'El Mundo' según el cual los agentes del servicio secreto pagaron un millón de dólares a un falso alto cargo del Ministerio de Defensa somalí para comprar la libertad de tres tripulantes que los piratas supuestamente habían llevado a tierra para matarlos.

 

Según el periódico, los tres agentes, haciéndose pasar por antropólogos, se reunieron con este intermediario, que resultó ser un embaucador, gracias a contactos de los Servicios Secretos franceses en el pueblo de Hobyo. Después de cerrar el trato, pagaron el dinero y esperaron en vano a los marineros. Pero estos nunca aparecieron y el hombre desapareció con el millón de dólares. Además, los tres tripulantes nunca llegaron a ser desembarcados y se trataba de una treta de los piratas para acelerar el pago del rescate de cuatro millones de dólares (2,7 millones de euros.

 

En el avión que lo trasladaba ayer desde Arabia Saudí a Grecia en el marco de una gira internacional, Zapatero rehusó confirmar el pago de un rescate. "Mi responsabilidad como jefe de Gobierno es decir esto que digo y no dar por supuesto que se ha pagado", señaló.

 

Mientras tanto, la vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, no logró convencer de sus argumentos a los grupos parlamentarios durante su comparecencia en el Congreso, donde defendió la gestión gubernamental del secuestro del 'Alakrana' por los piratas somalíes.

 

El Gobierno recibió, durante las cuatro horas que duró el pleno monográfico, críticas de mayor o menor calibre por parte de todos los partidos políticos, pero solo el PP dio el paso de exigir dimisiones de ministros por su "incompetencia" en el manejo de la crisis.

 

Las acusaciones más repetidas por los portavoces parlamentarios fueron las de descoordinación, entre ministerios, y error, al detener y traer a España a dos piratas. También hubo coincidencias en acusar a los ministros de no haber dicho la verdad cuando afirmaron que supieron siempre dónde estaban los marineros cuando los piratas simularon que habían trasladado a tres de ellos a tierra. Además, los partidos abundaron en los reproches por no haberse ordenado la captura final de los piratas, tras la liberación del atunero.

"Misión cumplida"

Fernández de la Vega, que ya adelantó que no habrá ceses por este asunto, explicó que el Gobierno "ha hecho todo lo que tenía que hacer" para lograr su objetivo -la liberación- y que, por lo tanto, está "satisfecho" de la forma en la que ha gestionado la crisis. "Misión cumplida", concluyó.

 

La vicepresidenta no hizo autocrítica alguna, ni en su intervención inicial ni en las réplicas, y rechazó que el Ejecutivo haya cometido errores o incurrido en descoordinación, improvisaciones o engaños. También negó cualquier "fisura" o enfrentamiento dentro del Gabinete o que "alguien haya escurrido el bulto". Donde otros detectaron fallos ella apreció "valentía, entereza y responsabilidad".

Etiquetas