Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

SUCESOS

Una bebé muere después de nacer en casa por deseo de sus padres

La niña, que sufrió una asfixia perinatal, tardó tres horas en llegar al hospital de Cáceres.

Un bebé murió en el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres tras ingresar horas después de su parto, que tuvo lugar esa noche en su casa y fue asistido por una matrona.

El Servicio Extremeño de Salud (SES) indicó ayer que el ingreso de la niña se produjo a las 3.20 del domingo debido a un "fallo multiorgánico derivado de una asfixia perinatal", considerado en términos médicos como situación "catastrófica", es decir, que no tiene solución. Así lo precisaron estas fuentes, que no se explican cómo se pudo tardar "aproximadamente tres horas" en desplazar al bebé desde su casa hasta el hospital.

Por su parte, el Colegio Oficial de Médicos de Cáceres, a través de su presidente Carlos Arjona Mateos, consideró "lamentable" la muerte de la neonata puesto que, a su juicio, "este tipo de situaciones no deberían de producirse" hoy en día por considerar que parir en casa es "dar una vuelta atrás" y "no es recomendable".

Según recordó este especialista, cuando "los partos se realizaban en los pueblos" generaban un número "elevado de fallecimientos" tanto en niños como en mujeres, y destacó que actualmente "son raros los casos de fallecimientos" de recién nacidos en los centros hospitalarios, por lo que apostilló que no ha de "existir ninguna duda de que el parto se debe" practicar en el hospital.

Legislar al respecto

Al respecto, recordó que alumbrar por propia voluntad en una casa puede conllevar "situaciones difíciles" que, en su opinión, habría que explicar a las parturientas, ya que además de "hemorragias" que ponen en peligro la vida de las madres, también pueden surgir otras "complicaciones" durante el parto, como "problemas de secreciones o que [los niños] vengan con una vuelta de cordón", para lo que "ya no hay posibilidad de dar marcha atrás una vez iniciado el parto", advirtió.

Por estas razones, el presidente de los médicos de Cáceres instó a que se cree una "legislación" al respecto que regule la voluntad de parir en domicilios privados. "No puede ser que estemos prohibiendo fumar y estemos permitiendo un parto en una casa; ¿hasta donde llega la libertad de las personas?", se preguntó.

La Asociación Nacer en Casa, por su parte, aseguró ayer que la muerte del bebé no se puede achacar a que el parto se produjera en el domicilio, ya que el nacimiento se desarrolló con normalidad y fue atendido correctamente por una matrona cualificada.

La secretaria de este colectivo, Anabel García, explicó que nacer en casa es una opción "legal" por la que apostaron libremente los padres de la niña. A su juicio, todo fue bien hasta que la mujer dio a luz, ya que la niña nació con dificultades para respirar, por lo que la matrona decidió su traslado al hospital. García precisó que el bebé sufría "una malformación incompatible con la vida".

García resaltó que una matrona es una profesional con cinco años de universidad que está capacitada para hacer el seguimiento, la evolución y la detección "de algo que se salga de lo normal en un embarazo y parto de bajo riesgo".

El colectivo aboga por dar a luz en casa porque la mujer es la "protagonista" del parto. Si ella lo decide así, porque se siente más cómoda y porque confía en un profesional concreto, apuntó, las matronas están cualificadas para atender un parto de bajo riesgo en cualquier espacio público o privado.

Las mejores circunstancias

Desde la Consejería de Sanidad y Dependencia de Extremadura, su titular, María Jesús Mejuto, explicó en Badajoz que "generalmente" se recomienda que los alumbramientos se lleven en "las mejores circunstancias de seguridad", y en ese sentido aseveró que, "evidentemente, donde más recursos hay es donde más seguridad hay".

Insistió en que para el momento de dar a luz se da a los padres "toda la información necesaria" para que "puedan optar" por la alternativa de parir en casa, una decisión "potestad" de los padres.

Etiquetas