Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

GRAPO

Un 'grapo', juzgado por dirigir un atentado contra la Cope, se compara con 'Yoyes' y dice que la banda es una secta

Asegura que su hermano, directivo de Endesa, fue secuestrado en Zaragoza por la banda como "sabotaje" y "venganza" y afirma que no tenía "ni idea" de los planes de la banda para atentar contra la Cope.

El 'grapo' José Antonio Ramón Teijelo se defendió este jueves ante el tribunal de la Audiencia Nacional, que le juzga por dirigir el intento de atentado contra las oficinas de la Cadena Cope en Barcelona en 1998, comparándose con con la etarra Dolores González Catarain, 'Yoyes' --asesinada tras su salida de prisión en 1986 por ETA al renegar de los postulados terroristas-- y negando su participación en los hechos ya que, según dijo, había sido expulsado de la organización terrorista GRAPO a la que tildó de "secta".

"Mi expulsión se produjo por las discrepancias surgidas dentro de la organización, que es clandestina y tiene una organización muy de secta, uno no puede irse de rositas", explicó Teijelo, quien aseguró haber recibido "amenazas personales igual que a 'Yoyes'". "Se tomaban muy mal que yo cuestionase todas las decisiones", añadió el acusado para defender ante el presidente del tribunal, Ángel Hurtado, que no tuvo ninguna participación en los hechos.

Teijelo, quien añadió que su hermano, directivo de Endesa, fue secuestrado en Zaragoza por la banda como "sabotaje" y "venganza", aseguró que no tenía "ni idea" de los planes de la banda para atentar contra la Cope. "Yo estaba islado", justificó al tiempo que añadió que "jamás" ha formado parte de "ninguna 'Comisión Militar'".

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgó al 'grapo', acusado de dirigir el intento de atentado de la banda contra la sede de este medio de comunicación y la fiscal Susana Landeras elevó a definitiva su petición de 10 años de cárcel al considerarle autor de un delito de estragos terroristas.

"Existen pruebas suficientes para entender que, como responsable del departamento de información para aportar los datos para realizar el atentado tal y como indican los testimonios de los peritos, corresponde una sentencia condenatoria", argumentó la fiscal, quien considera que Teijelo, conocido con los alias de 'Infante', 'Papi' o 'Mario' --que él mismo admitió--, formaba parte en 1998 de la dirección de los GRAPO y que estaba encargado de su 'Comisión militar'.

Durante la vista, los peritos de la Policía y la Guardia Civil ratificaron la información que indica que en abril de 1998 y tras su expulsión del brazo político de la banda --el Partido Comunista de España reconstituido (PCEr)--, Teijelo, junto al resto de integrantes de la 'Comisión militar', preparó y dio las instrucciones para la perpetración de atentados contra medios de comunicación como el de la 'Cadena Cope' en Barcelona.

Siguiendo instrucciones

El intento de atentado contra la citada emisora se llevó a cabo el 5 de agosto de 1998 por medio del ya condenado Jesús Merino del Viejo quien, según la Fiscalía, siguiendo instrucciones de Teijelo, se personó en las instalaciones de la radio --donde en ese momento trabajaban 15 personas--, entró en un baño del edificio y despositó un artefacto explosivo.

Posteriormente, la banda comunicó a la 'Cadena Cope' la colocación del artefacto mediante llamada telefónica a partir de la cual los agentes del Cuerpo Nacional de Policía lograron desactivar el explosivo evitando así desperfectos.

La acusación contra Teijelo se basa en diversos documentos como una carta encontrada en Francia en la que el dirigente de la banda Fernando Silva Sande documentaba una reunión con el acusado en la que detallaban su intención de realizar ataques contra medios de comunicación. Asimismo a partir de esa documentación se extrae como Teijelo reconoció el error que consistía "estrellar a los chavales contra el muro y en concreto la acción de la 'Cope'".

"Se dan por buenas demasiadas cosas de la documentación", denunció Teijelo en su turno de última palabra después de que su abogado defensor solicitase para él una sentencia absolutoria al entender que no había quedado suficientemente acreditada la participación de su cliente en los hechos.

Asimismo, en la vista, acudió el ya condenado por llevar a cabo el intento de atentado, Jesús Merino del Viejo, quien se negó a declarar ante el tribunal al igual que la también miembro de la banda María Victoria Méndez.

Quien si contestó a las preguntas de la fiscal y el abogado fue el histórico ex dirigente de los GRAPO, Fernando Silva Sande, quien afirmó no recordar el atentado y que "el 'Comando Central' de la banda no planificaba nada".

"Sólo sé que en 1998 el acusado estaba expulsado de la banda", añadió Silva Sande al tiempo que aseguró, que "cómo se va a planificar algo, si la organización funciona como una secta". "Hay que tener mucha fe o ser un cretino para estar en esa secta", sentenció.

Etiquetas