Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

SANIDAD

"Todo es caro, hay que concienciarse de lo que nos da la Seguridad Social"

Los primeros pacientes en recibir la llamada 'factura sombra' sanitaria creen que servirá para conocer el destino de los impuestos.

Una paciente operada recientemente recibe la 'factura sombra' que le informa de lo que ha costado.
"Todo es caro, hay que concienciarse de lo que nos da la Seguridad Social"
J. Z./EFE

Los primeros pacientes en recibir ayer la 'factura sombra' sanitaria de la Junta de Andalucía, un documento que señala al enfermo cuál hubiera sido el coste de la actuación si hubiera tenido que pagarla, valoraron positivamente la medida, ya que consideraron que servirá para concienciar a los usuarios sobre el gasto que se realiza en la sanidad pública.

El hospital Costa del Sol, ubicado en el municipio malagueño de Marbella, comenzó ayer a emitir las primeras facturas informativas o sombra, convirtiéndose así en la primera localidad andaluza en poner en marcha dicha iniciativa.

Las 'facturas sombra' se realizan en procesos de cirugía mayor ambulatoria -cataratas, vesícula y hernia- y pruebas digestivas y cardiológicas, aunque, según precisó la responsable de la Unidad de Enfermería de Pruebas Funcionales, Ana Belén Moya, el número de procedimientos se incrementará paulatinamente.

"Me parece bien que se sepa lo que nos costaría una prueba de este tipo; hoy vale mucho todo, todo es caro, y hay que concienciarse de lo que nos da la Seguridad Social", comentó María Teresa González Romera, primera paciente en realizarse una prueba de esfuerzo cardíaco, que le habría costado 121,72 euros.

Además, indicó a los periodistas que no le había parecido "caro". "Aunque esto lo tenemos ya más que pagado, porque mi marido lleva trabajando 50 años en una empresa y hemos estado pagando la Seguridad Social, por lo que no nos dan nada de balde", añadió.

Por su parte, Antonia Sánchez Granado, primera paciente intervenida de cataratas, alabó la iniciativa como medida de "concienciación". Esta operación le habría costado 1.398 euros, y si la hubiera tenido que pagar no le parecería "muy barata", bromeó.

En este sentido, apuntó que si una intervención de cataratas "cuesta esto, imaginen lo que puede valer una operación de mayor envergadura". "Hay gente que va al médico por cualquier cosa y es necesario que se sepa lo que se gasta en la sanidad pública", matizó.

Distintas variables en el precio

El documento incluye el coste de la intervención a la que ha sido sometido el paciente, detallándose que "en ningún caso el paciente tendrá que abonarlo". Para calcular el precio de la operación se tienen en cuenta distintas variables como los costes directos -personal o material sanitario-; los indirectos -servicios de limpieza, de cocina, mantenimiento, etcétera- así como las pruebas de apoyo para llevar a cabo dicho procedimiento.

Así, dado que el coste total se calcula también en función del volumen de producción del hospital, es decir, en función del número de pacientes atendidos, la cantidad a pagar varía de un centro a otro, explicó Moya. A lo largo de la jornada, el hospital Costa del Sol tenía previsto emitir entre 50 y 60 facturas.

La herramienta se implantará gradualmente en todos los centros de salud del país antes de que finalice 2011. Los próximos centros hospitalarios en incluirla serán Pozoblanco (Córdoba), Jerez de la Frontera (Cádiz) y Antequera (Málaga).

Etiquetas