Despliega el menú
Nacional

ETA

Rubalcaba asegura que habrá una ETA antes y después de Txeroki

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que la detención del hasta ahora jefe del aparato militar de ETA, Garikoitz Aspiazu Rubina, alias 'Txeroki', "va a tener repercusiones" y marcará "un antes y un después" en la banda, pero admitió que el fin de la organización terrorista "es una ilusión que en este momento no podemos poner encima de la mesa".

En declaraciones a una emisora de radio, Rubalcaba recalcó que, precisamente, "estos días" la banda va a querer mandar un mensaje de que no está "tan débil", como lo hizo recientemente tras la desarticulación del comando Nafarroa.

Con todo, el ministro afirmó que el "error de libro" cometido por Txeroki en la duplicación de la matrícula del coche que condujo a su detención pone de manifiesto que "la presión funciona" y los terroristas la "sienten", porque "cuando uno siente la presión se equivoca más fácilmente".

Además, puso de relieve que tras el arresto del jefe de comandos de ETA y de la etarra Leire López Zurutuza, no se han producido las "manifestaciones masivas" que tenían lugar hace diez años cuando se detenía a dirigentes etarras. "Quién les ha visto y quién les ve", afirmó el ministro.

En este sentido, Rubalcaba recalcó que ETA "acabará cuando los de las pistolas estén en la cárcel y cuando no haya nadie que después de una detención salga a reivindicar la figura del detenido". Para esto, advirtió, hay que seguir trabajando en Euskadi "aislando políticamente a ETA, ilegalizando a quienes apoyan la violencia y diciéndole a los vascos que se puede defender la independencia del País Vasco en el marco de la democracia y de la libertad sin matar, y que eso es legítimo, pero que si cogen una pistola o pretenden utilizar la violencia" no se les va a "permitir defender absolutamente nada".

Etiquetas