Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

ETA

Rodríguez Zapatero llama “cobarde” al mundo de Batasuna por no plantarse ante los crímenes de ETA

Patxi López será ¿un muro¿ frente a la banda y promete que su Gobierno no dará ¿ni un paso atrás¿ en la construcción de la Alta Velocidad en Euskadi.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, llamó ayer en San Sebastián “cobardes” a los miembros del mundo de Batasuna porque no se atreven a plantarle cara y a desautorizar los crímenes de ETA. El líder del PSOE, que acudió al mitin del Teatro Victoria Eugenia para apoyar al candidato a lendakari Patxi López, aseguró que el futuro Gobierno vasco que formarán los socialistas será “el gran punto de encuentro de la sociedad” de Euskadi y “un muro” contra la banda terrorista y las organizaciones de su entorno.

Rodríguez Zapatero, solo unas horas antes de que comenzaran a prestar declaración en la Audiencia Nacional los ocho detenidos por intentar reconstruir la dirección de la ilegal Batasuna, señaló que estos, los que dicen que en el País Vasco no se pueden defender todas las ideas, son unos “cobardes”.

“Aquí se puede defender cualquier idea, desde el independentismo a los que no quieren que haya autonomías, pero lo que no cabe y no cabrá nunca en democracia es el apoyo a la violencia, el crimen y el asesinato”, afirmó. “Representar ideas es radicalmente incompatible con callar, apoyar y secundar la violencia, la intimidación, la amenaza, y el chantaje”, añadió. Fue la respuesta desde la tribuna al centenar de simpatizantes de la izquierda ‘abertzale’ que se concentraron ante el teatro para llamarle “fascista” y “torturador”.

Esfuerzo “titánico”

El jefe del Ejecutivo aseguró que López, cuando sea lendakari, será “un muro democrático, valiente y generoso frente al terror y la cobardía de ETA y de los que callan ante sus asesinatos” y se mostró convencido de que “más antes que después el fin de la lacra de la barbarie de ETA llegará”. Rodríguez Zapatero aprovechó su presencia en Euskadi para alabar “el esfuerzo de entrega titánico, a veces incomprendido e injustamente criticado” que los socialistas vascos hicieron para “lograr la paz y ver el fin de la violencia” y aseguró que este intento desbaratado en 2007 por los terroristas “pasará a la historia como una página ejemplar de amor a Euskadi, a la paz y a la libertad”.

El líder del PSOE no quiso cerrar el capítulo de la violencia sin advertirle a ETA que, pese a sus amenazas y asesinatos, su Gobierno no dará “ni un paso atrás” en el compromiso de construir la Alta Velocidad en el País Vasco, que defenderá a las empresas y trabajadores que ejecutan el proyecto, y que los terroristas “se encontrarán con todo el peso de la ley”.

Etiquetas