Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

ANUNCIÓ UN CÓDIGO DE BUENAS PRÁCTICAS EN EL PP

Rajoy dice que Camps no le mintió y que mantiene toda su confianza en él

El líder del Partido Popular ha roto su silencio un día después del cese del secretario general del partido en la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, de quien no tiene "ninguna duda" sobre su "honradez personal", si bien, por haber sido secretario regional del PP valenciano, debió soportar "un plus de exigencia".

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado que el presidente valenciano, Francisco Camps, no le ha mentido en estos últimos días y que por ello mantiene en él "el mismo nivel de confianza" de siempre, de tal modo que ha expresado su deseo de que repita como candidato en Valencia en 2011.

Rajoy, además, ha afirmado que no tiene "ninguna duda" sobre "la honradez personal" del ex secretario regional valenciano Ricardo Costa, toda vez que ha trabajado siempre por "el bien" de la organización, pero al ejercer el cargo que ejerció hasta ayer estaba obligado a soportar "un plus de exigencia" en su comportamiento y en su conducta.

El líder del PP ha indicado que fue Costa quien ante el Comité Ejecutivo del partido en Valencia pidió la "suspensión de sus funciones" y que lo mismo hizo un día después ante el grupo parlamentario en las cortes valencianas.

Ambas afirmaciones de Rajoy contradicen lo que declaró el propio Costa el pasado martes, cuando tras la reunión de la Ejecutiva negó su cese.

Según ha precisado el presidente del PP, también fue Costa el que pidió comparecer ante el Comité de Derechos y Garantías, una solicitud que podría suponer una investigación interna a su gestión, pero tal extremo no lo ha aclarado Rajoy.

La razón del cese

Aunque no ha explicado con detalle por qué se ha cesado a Costa, ha insinuado que la razón radica en que no ha sabido atender ese "plus de exigencia" ni la "ejemplaridad" acorde a una Secretaría Regional.

Como quiera que en la dirección nacional se consideraba "poco ejemplarizante" lo que sucedía en Valencia, el líder de los populares ha anunciado que impulsará un "código de buenas prácticas" que mejore la transparencia de la gestión del partido.

Hacía seis meses que el presidente de los populares no comparecía ante los medios de comunicación, y por ello, la sala de prensa estaba abarrotada.

De esa rueda de prensa, el presidente valenciano, Francisco Camps, sale reforzado, ya que, además de que no le ha mentido y conserva su nivel de confianza, Rajoy ha manifestado que quiere que siga como presidente del PP valenciano y de la Generalitat, y por tanto, que repita como candidato en las elecciones autonómicas de 2011.

También ha recordado que la causa contra Camps por supuestamente haber recibido dádivas de la trama Gürtel está archivada y que desde entonces no ha aparecido "ningún elemento nuevo" ni actuación novedosa que para la dirección nacional sea motivo de su cese.

Ha insistido en que ordenó cortar con las empresas de la trama Gürtel en 2004, cuando detectaron que "algunos estaban utilizando su relación con el PP y el buen nombre del partido en beneficio propio".

Rajoy transmitió esas instrucciones al gerente y al tesorero de su partido para que la hicieran llegar a las direcciones regionales y provinciales.

"Después he conocido que algunas personas siguieron contratando" ha continuado Rajoy, que ha puntualizado que si en Valencia continuaron contratando a Orange Market fue porque "creyeron que esa empresa se había desgajado" de la trama.

Ha recalcado además que los responsables de estas empresas lograron mantener "cierta actividad profesional" con algunas comunidades y ayuntamientos "o bien ocultando su auténtica identidad, o a través de contactos no institucionales sino estrictamente personales".

Asimismo, el líder del PP ha dejado claro que "la trama Gürtel no tiene nada que ver con la estructura orgánica" de su partido y que con tales empresas sólo mantuvo "relaciones estrictamente comerciales", "absolutamente legales y que han sido fiscalizadas".

Ha defendido su respuesta política a los hechos investigados, y así, ha afirmado que ésta se ha caracterizado por un "nivel de exigencia sin parangón en la vida pública española".

Tras recalcar que como presidente del PP no aceptará "conductas que puedan avergonzar a ningún militante o votante del partido", ha subrayado su fe en "la ejemplaridad de la vida pública" y ha anunciado la configuración de un código de buenas prácticas que en la medida de lo posible impida casos como los que describe el sumario del caso Gürtel.

Rajoy ha ensalzado la importancia de que el PP se consolide como alternativa al Gobierno, y más en tiempos de crisis, y ha censurado el "uso sectario y partidista" que a su juicio ha hecho el Gobierno de las instituciones del Estado para dar una "imagen distorsionada e irreal" de su partido.

Etiquetas