Despliega el menú
Nacional

PARTIDOS/PP

Rajoy deja sola a Aguirre en la fiesta de Madrid

Mariano Rajoy teje y desteje alianzas con sus barones autonómicos a medida que se acerca el congreso del PP. Está claro que no cuenta con Esperanza Aguirre entre sus aliados y así lo demuestra siempre que tiene ocasión el líder de los 'populares. En una nueva prueba de distancia entre ambos, el presidente del partido no asistirá a la tradicional recepción que ofrece la presidenta de Madrid con motivo de la fiesta de la comunidad, en la que sí estará presente el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón. Sin embargo, interrumpirá su descanso para acudir, el mismo viernes por la tarde, al acto institucional conmemorativo del bicentenario del dos de mayo en el Ayuntamiento de Móstoles.

"Es el acto más significativo de los muchos que se celebran ese día", argumenta un portavoz oficial del PP para explicar la decisión de su presidente a la hora de elegir la cita a la que asistirá el viernes. Estará en Móstoles en la celebración de la efemérides que tendrá lugar por la tarde, organizada por la comunidad y el ayuntamiento, con la presencia de los Reyes y el presidente del Gobierno.

Sin duda, en la formalidad de este acto oficial, Rajoy estará mucho más cómodo que en la tradicional recepción de la Casa de Correos donde tendría que cumplimentar a la anfitriona y atender a los medios de comunicación. Las fuentes antes mencionadas recuerdan que el líder del partido tampoco asistió a la fiesta del año pasado y tratan así de restar trascendencia a la ausencia de esta ocasión.

Sin embargo, conviene recordar que el presidente del PP no pudo compartir esa mañana del 2 de mayo con Aguirre en 2007 porque estaba embarcado en plena precampaña electoral de los comicios municipales, A la misma hora en que los 'populares' madrileños compartían comentarios y canapés en la Puerta del Sol, Rajoy celebraba un mitin en Almería. Fue el secretario general, Ángel Acebes, quien representó a la dirección nacional del partido en la recepción y será interesante comprobar si repite este año. Además, habrá que ver qué otros dirigentes de la cúpula atienden la invitación de la 'lideresa' madrileña.

En todo caso, Rajoy y Aguirre coincidirán el próximo lunes, por la mañana, en la presentación del libro "Vascos y navarros en la historia de España", del ex diputado de Unión del Pueblo Navarro Jaime Ignacio del Burgo, que tendrá lugar en la sede de la Comunidad de Madrid. Quien, a buen seguro, dará que hablar el 2 de mayo será el alcalde de Madrid que ya ha confirmado su asistencia a la recepción de su adversaria política. Seguro que a Ruiz-Gallardón no le importará estar de visita en la casa de la presidenta autonómica para ratificar su apoyo sin fisuras al líder.

Paz en Cataluña

Mientras el PP de Madrid vive bajo la hegemonía casi absoluta de Aguirre, las aguas bajan turbias en el partido de Cataluña. Daniel Sirera, que fue aupado a la presidencia de la organización por la dirección nacional cuando dimitió Josep Piqué en 2007, afronta dificultades a la hora de revalidar el cargo en las urnas. El portavoz 'popular' en el ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, amenaza con presentar una candidatura alternativa a la oficial, en el congreso regional previsto para los primeros días de julio. Montserrat Nebrera también aspira a competir por el mismo puesto pero carece de apoyos para que su amenaza resulte creíble.

Mariano Rajoy viajó este lunes a Barcelona y se dejó ver con los dos principales aspirantes a la presidencia del PP de Cataluña, en un intento de recuperar la paz interna antes del congreso nacional. Juntos visitaron las instalaciones del Real Club de Tenis de la ciudad, que acoge desde este lunes el Open Banc Sabadell Atlántico-Trofeo Godó, y después compartieron el almuerzo. Fuentes del partido informaron que el encuentro transcurrió en un tono informal y no se abordó abiertamente la pugna que Sirera, Fernández Díaz y Nebrera -la gran ausente- mantienen por el liderazgo del PPC. Según afirmaron portavoces oficiales, la conversación se mantuvo alejada de la política y hablaron fundamentalmente de fútbol, informa Natalia Araguás.

Dirigentes del PP interpretaron esta prueba de neutralidad de Rajoy como un mensaje dirigido a Sirera con la intención de facilitar una candidatura de integración entre el actual presidente y Fernández Díaz. Si la dirección nacional se inhibe en la lucha interna, Sirera sucumbe ante el poder de Fernández Díaz que no ha tenido problemas para conseguir los avales que tanto esfuerzo le está costando recabar al presidente. La presidenta del PP de Girona y senadora, Alicia Sánchez Camacho, podría representar una tercera vía al frente situándose al frente de una lista de integración en la que también habría un hueco para Nebrera.

Etiquetas