Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CRÍTICAS AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Rajoy critica la obediencia de Zapatero a Merkel

«Como español no me gusta que desde fuera me digan lo que hay que hacer», subraya el líder del PP después de que el presidente se reuniera con la dirigente alemana.

Mariano Rajoy, junto a Alicia Sánchez-Camacho y Alberto Fernández Díaz, ayer en Barcelona.
Rajoy critica la obediencia de Zapatero a Merkel
A. DALMAU/EFE

El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, volvió a sacar ayer la artillería pesada para cargar contra el Gobierno y su presidente. El dirigente popular criticó a José Luis Rodríguez Zapatero por actuar al dictado de lo que le exigen fuera y por esperar a que le presionen desde Europa para tomar medidas, en este caso contra el déficit.

Un día después de reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel, Zapatero se mostró abierto a establecer techos de gasto a las autonomías, una propuesta que Rajoy no censuró por su contenido, con el que está más o menos de acuerdo, sino por el contexto y las circunstancias en que se lanzó por parte del Gobierno. «Como español no me gusta que desde fuera me digan lo que hay que hacer», afirmó el líder del PP.

Rajoy, que presidió en Barcelona la proclamación de Alberto Fernández Díaz como candidato a la alcaldía de la capital catalana, recordó que el Partido Popular lleva tres años diciendo que la política de austeridad tiene que ser una prioridad para las administraciones, que hay que controlar el déficit público y que hay que establecer un techo de gasto y endeudamiento a todas las administraciones.

Y sin embargo, en el PP critican que durante todo ese tiempo solamente han recibido el 'no' desde el Ejecutivo y desde las filas socialistas.

«Así estamos como estamos, así nos han gobernado en los últimos años», aseguró. «Me resulta verdaderamente sorprendente -añadió- que después de tres años en los que el Partido Popular lleva proponiendo esta medida, ahora porque la pida la señora (Angela) Merkel, el Gobierno diga que está dispuesto a aceptarla».

«Incompetente»

El líder del principal partido de la oposición consideró que el país se hubiera podido ahorrar unos «cuantos problemas», si el Gobierno hubiera hecho caso al Partido Popular, «algo que no costaba tanto».

«Este es el Gobierno que tenemos en España», remató. Un Ejecutivo y un presidente que, en opinión de quien está llamado a sucederle según las encuestas, es un «incompetente» y no una «maldición bíblica».

A su juicio, no se puede generar confianza con cambios de opinión en cuestiones como el déficit público, la subida de impuestos, la eliminación de la subvención de los 400 euros, el cheque bebé, los 426 euros de ayuda a los parados, la reforma laboral y la de las cajas de ahorro.

«La política del Gobierno es errática», expresó. También lo es, según el Partido Popular, para alcanzar el pacto social, que Rajoy aún no ha anunciado si suscribirá o no.

Un respeto

Después de que Zapatero haya anunciado una ronda de contactos con los partidos para que se sumen al acuerdo alcanzado con los empresarios y los sindicatos, Mariano Rajoy no cerró todas las puertas.

«Puedo entender que se tomen medidas y puedo entender que sean necesarias después de los enormes errores cometidos», dijo. Aunque a continuación prosiguió con las críticas al Gobierno: «La gente se merece un respeto y ese respeto pasa por que el Gobierno explique por qué se toman estas medidas, para qué se toman, cuáles son los efectos y no hacer firmas, fotografías y telediarios».

Las encuestas le son favorables a un Rajoy que ayer en Barcelona volvió a exhibir un cierto aire triunfalista. «A nosotros no nos pusieron deberes», dijo en referencia a la reunión entre Merkel y Zapatero.

Y concluyó con más euforia. «El 28 de noviembre (las elecciones autonómicas) supuso un antes y un después para el PP catalán. El 22 de mayo tiene que suponer un antes y un después para que el Partido Popular empiece a gobernar instituciones importantes en Cataluña».

Etiquetas