Nacional
Suscríbete por 1€

MADRID

"He pasado de ser la tonta del PP a la mala malísima que le mueve la silla a Rajoy"

Un libro recoge polémicas afirmaciones que hizo en su día Esperanza Aguirre.

Las peleas en el seno del PP madrileño parecían haber remitido, al menos de momento, tras el culebrón por el control de Caja Madrid, pero unas antiguas declaraciones pueden sembrar de nuevo la polémica. Esperanza Aguirre, asegura en el libro 'El club de las mujeres ambiciosas' (RBA 2009) que alcanzar la Presidencia del PP de Madrid en 2004, batalla en la que tuvo que lidiar con Manuel Cobo, número dos de Alberto Ruiz-Gallardón (en el punto de mira por sus incendiarias críticas hacia la 'lideresa'), ha sido "la mayor victoria" de su vida política y considera que ahora está "en el mejor momento" de su carrera.

 

"Con lo de la Presidencia del PP de Madrid me decían: 'Vas a cargarte el partido', 'vas a crear un cisma con Alberto', 'te va a machacar'. Y ha sido la mayor victoria de mi vida política. Estoy en el mejor momento de mi carrera", asevera Aguirre según el autor del libro, Jesús Rodríguez.

 

'El club de las mujeres ambiciosas' cuenta la vida de mujeres como Letizia Ortiz o Carla Bruni con testimonios de las protagonistas recogidos en los últimos años y de algunas de las personas más cercanas a su entorno. En él se dedica un capítulo a la presidenta de la Comunidad de Madrid que, bajo el título 'Esperanza Aguirre: la esperanza de la derecha', repasa su trayectoria recapitulando afirmaciones suyas.

 

La jefa del Ejecutivo autonómico afirma irónica, cuenta Rodríguez, que parece que ha pasado de ser "la tonta del PP" a "la mala malísima que le mueve la silla" al presidente nacional del partido, Mariano Rajoy, al tiempo que mantiene que se lo ha "currado a muerte" y que espera que las cosas le vayan "como hasta ahora" porque "bastante bien" le han ido.

 

Además, en el momento en que pronunció esas frases sostenía que nunca le ha impresionado nadie salvo el ex presidente del Gobierno José María Aznar. "En el mundo no me ha impresionado nadie, el Papa, Isabel II, el Dalai Lama... Lo siento, solo me impresiona Aznar. Y cuando él me ha mandado algo, en esas llamadas suyas de minuto y medio, no he osado a discutirle", explica.

 

Gran parte del capítulo está dedicado a la pugna por la Presidencia del PP de Madrid en 2004, ocupada por aquel entonces por Pío García Escudero, actual portavoz popular en el Senado. Según narra el libro, en julio de ese año se produjo una reunión de Rajoy con los líderes regionales del PP.

 

"Por Madrid fuimos Pío, que todavía era el presidente del PP regional, y yo. Fue muy desagradable. Lo pasé fatal. En todas las comunidades coincidía el presidente autonómico con el del partido. Pero en Madrid, no se sabía quién llevaba la voz cantante. Quién mandaba, Pío o yo. Fue humillante. Eso me decidió a optar a la Presidencia", dice Aguirre.

 

El autor indica cómo días más tarde de aquella reunión, la dirigente regional anunciaba a Rajoy su intención de preparar su candidatura a la Presidencia del partido en Madrid y el líder le preguntó en dos ocasiones si estaba segura de ganar al alcalde Gallardón, que presentaba a su mano derecha, Manuel Cobo. "Le contesté que sí, que tenía el 80% de los votos. Mariano no me contestó", subraya.

 

A lo largo del capítulo, Jesús Rodríguez recuerda que el PP de Madrid estaba conformado por 'ratistas', 'gallardonistas', 'manzanistas' y 'fraguistas' y señala que el día que Manuel Cobo retiró su candidatura Gallardón sufrió los ataques de los aguirristas, de "los escasos hombres de Álvarez del Manzano, los restos de la vieja guardia, un buen número de 'gallardonistas' y la amplia familia 'ratista', huérfana desde la marcha de rato a Washington como director del FMI". A este respecto, Aguirre afirmó: "Rodrigo (Rato) me dijo que cuidara de su gente y he cumplido: todos están colocados".

Etiquetas