Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

MADRID

Mueren dos mujeres y otra está grave por inhalar monóxido de carbono en una casa

Al parecer, la mala combustión de una caldera causó el suceso, ocurrido en Madrid. La Guardia Civil investiga otras dos muertes similares en Lugo.

Dos mujeres fallecieron ayer y otra se encuentra grave tras inhalar monóxido de carbono (CO) posiblemente a causa de la deficiente combustión de una caldera en un chalet de la calle de Serramagna del parque del Conde de Orgaz, en Madrid.

Fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid recibieron una llamada sobre las 7.30 avisando de este suceso en una vivienda situada en el número 5 de la calle de Serramagna. Una de las fallecidas, Sara Patricia C. P., de 41 años y nacionalidad ecuatoriana, era empleada de hogar, según fuentes de la investigación.

La propietaria del chalet, Mónica J. M., de 53 años, que se encontraba en estado muy grave, murió nada más ingresar en el Hospital Clínico San Carlos. Otra empleada de hogar, Verónica C. P., de 25 años y nacionalidad boliviana, fue evacuada al Hospital Ramón y Cajal, con pronóstico grave.

Las dos empleadas de hogar se encontraban en la parte inferior de la vivienda y una de ellas avisó a la dueña de que su compañera se encontraba inconsciente.

La propietaria descendió para ver qué ocurría y también perdió el conocimiento por inhalación de monóxido de carbono. El marido de la dueña de la casa se dio cuenta de que las tres mujeres habían inhalado gas y avisó a Emergencias de la Comunidad de Madrid.

Revisión de la caldera

Todas las víctimas habían sufrido intoxicación por monóxido de carbono por una "deficiente combustión de la caldera de gas", según las primeras investigaciones llevadas a cabo por la Policía Nacional. Por su parte, los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid procedieron a la revisión de la caldera y a ventilar la vivienda.

La Comunidad de Madrid ha recomendado que se revisen las instalaciones de gas cada cuatro años, comprueben que el color de la llama es azul y no amarillo y que no tapen las rejillas de ventilación para paliar los problemas de combustión deficiente.

Mientras, la Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer las causas de la muerte de dos personas, un hombre y una mujer, encontradas en la noche del jueves fallecidas en su domicilio en el municipio de Vilalba (Lugo), supuestamente por inhalación de monóxido de carbono.

Los cuerpos de los fallecidos, el varón G. V. V., y su compañera C. V. V., fueron trasladados para practicárseles las autopsias para conocer si la muerte se debió a la inhalación de monóxido de carbono, supuestamente procedente de una estufa, ya que en el lugar había "una muy alta concentración", según precisaron fuentes del instituto armado.

Etiquetas