Nacional
Suscríbete

VISITA A ANDALUCÍA

Michelle Obama salta al ruedo en Ronda

La primera dama de Estados Unidos se interesó por los toros, degustó el jamón y dijo que volverá a la ciudad andaluza.

Michelle Obama con su hija Sasha y una amiga en Ronda.
Michelle Obama salta al ruedo en Ronda
J. FERRERAS/EFE

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, se interesó ayer por el desarrollo de las corridas de toros durante su visita a la bicentenaria plaza de La Maestranza de Ronda (Málaga), cuyo albero pisó; degustó jamón pata negra recién cortado y afirmó que volverá a esta tierra.

Junto a su hija Sasha, de nueve años, y unos amigos, confesó que retornará, según manifestó Antonio Jesús Naranjo, el guía que le acompañó en su visita de cuatro horas a la monumental y turística ciudad andaluza de Ronda, donde Michelle Obama visitó cuatro puntos "muy diferentes" de la localidad.

Inició el recorrido en la Casa de Don Bosco (siglos XIX y XX) con sus jardines y vistas al Tajo -consideradas de las mejores- y al Puente Nuevo dentro de un amplio entorno natural de montaña, paisaje que admiró desde el balcón colgado.

Callejeó, según explicó Naranjo, hasta la Colegiata de Santa María la Mayor, del siglo XV, "un edificio espiritual" con estilos góticos y renacentistas que parecen "dos iglesias" en una.

205 escalones

A continuación se acercó a la Casa del Rey Moro, palacio del siglo XVIII donde están los Jardines de Forestier, y bajó -con sus tres amigas, Sasha y tres niños más- por la escalera de La Mina, 205 escalones excavados en la propia roca que llegan hasta el río y "por donde los musulmanes solían utilizar a cristianos como esclavos para subir el agua en una cadena humana", según Naranjo.

Michelle Obama se asomó al mirador sobre el barrio de Padre Jesús, desde el que se observa una vista de la iglesia del mismo nombre, del siglo XVI.

Junto a 19 personas más, entre ellas media docena de niños, almorzó en el Restaurante 'El Escudero', con vistas al Tajo y situado junto a la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería, antes de visitar el coso, pisar su albero y también ver el museo taurino sobre historia de la tauromaquia y la guarnicionería o museo de sillas de montar de la Casa de Orleans.

La madre y la hija degustaron el jamón, cortado 'in situ' por el campeón de España de corte de jamón, Alberto Corbacho, de Ronda, y "les ha encantado", según explicó después el gerente del restaurante, José Manuel López.

López comentó como una anécdota los recelos que despertó entre los responsables de la seguridad que acompañan a Michelle Obama la presencia de un cuchillo con una hoja tan amplia para el corte del jamón, aunque finalmente se convencieron de que era necesario.

También tomaron queso de Ronda y la primera dama comió lasaña de salmón y langostinos, y Sasha, espaguetis con tomate, mientras que el postre han sido el típico dulce de la ciudad: las populares yemas de Tajo.

Tras ello, cada familia del grupo pagó su cuenta, y Michelle Obama, que estuvo muy amable, se marchó muy contenta y agradecida y con un regalo de la casa, un arca de talla rondeña con el Tajo grabado, declaró José Manuel López.

Por los chiqueros y corrales

La primera dama estadounidense se interesó por la fiesta taurina, por lo que le explicaron como se desarrolla el festejo.

Tras recorrer los chiqueros y corrales se fotografió con el hermano mayor de la Real Maestranza, el marqués de Salvatierra, Rafael Atienza, y dio por concluida su visita a Ronda, en la que se mostró con el guía como "una cliente más, no altiva, simpática, sonriente" y al que comentó que "le ha encantado la ciudad".

Etiquetas