Despliega el menú
Nacional

PAÍS VASCO

Los vascos rechazan el pacto PSE-PP

El Euskobarómetro muestra que el 61% de los ciudadanos no respaldan el acuerdo de gobierno. El 45% exige al PNV una oposición constructiva.

La mayoría de los vascos, un 61%, está en desacuerdo con el pacto de investidura entre el PSE y el PP, a la vez que demanda al PNV que ejerza una oposición constructiva, según las datos del Euskobarómetro, el estudio sociológico semestral que realiza la Universidad del País Vasco. El director del Euskobarómetro, Francisco Llera, ha presentado en Bilbao los resultados de esta encuesta, que recoge los datos recogidos hasta el 5 de junio con la realización de 1.200 encuestas individuales.

Las principales preocupaciones de los vascos siguen siendo, este semestre con mayor diferencia, el paro -para un 51% de los encuestados- y la crisis económica -18%-, que "agobia" a seis de cada diez hogares. El terrorismo se mantiene en el tercer lugar de esta lista, con un 9%, con un retroceso interanual de 11 puntos.

En cuanto al nuevo Gobierno vasco presidido por Patxi López, el 65%, la mayoría de ellos nacionalistas -un 86%-, según ha precisado Llera, ha mostrado su "desconfianza" hacia el Ejecutivo y piensan que será "peor" que el anterior. Un 58% se ha mostrado "insatisfecho" con los resultados de las elecciones vascas del 1 de marzo. Llera ha incluido en ese porcentaje el 40% de abstención que se registró en dichos comicios.

A su juicio, la puesta en cuestión de la nueva mayoría por parte de los nacionalistas "ha hecho mella en la opinión pública", que ha expresado su desacuerdo mayoritario con el pacto de gobernabilidad de socialistas y populares, y solo uno de cada cinco vascos valora dicho acuerdo de estabilidad.

Un 45% demanda al PNV que ejerza una oposición "responsable y constructiva" e incluso un 23% abogaría por una colaboración puntual con el Ejecutivo de Patxi López, si bien ven alejarse la posibilidad de un gobierno de coalición, que apoyarían la mitad de los ciudadanos.

Los datos revelan que ocho de cada diez electores tenían tomada su decisión antes de la campaña electoral, pero uno de cada diez tuvo dudas y decidió su voto el mismo 1 de marzo.

La opinión pública vasca ha considerado que PSE-EE y PP han sido las formaciones que más se han beneficiado de la exclusión electoral de la izquierda aberzale y que el PNV "fue el gran perjudicado".

Los vascos han aprobado la actuación del Gobierno anterior tripartito, valorando especialmente la política lingüística, sanitaria y de transporte e infraestructuras, pero ha otorgado un suspenso a la gestión en materia de inmigración, lucha contra el terrorismo y vivienda. El anterior lendakari, Juan José Ibarretxe, seguía siendo a principios de junio el líder más valorado y el único que aprueba con un 5,4 puntos.

En general, los vascos son optimistas -en un 46%- con la evolución de la violencia y se reafirman en su rechazo mayoritario a ETA. Un 76% opina "que hoy en Euskadi se pueden defender todas las aspiraciones" políticas sin recurrir a la violencia.

Pero un 63% de los votantes de la izquierda aberzale sigue legitimando el terrorismo, asunto que "sigue dividiéndoles y desgastándoles", ha analizado el director del Euskobarómetro. El 82% de los vascos defendería la negociación entre el Gobierno y ETA para alcanzar la paz, aunque un 48% la condiciona a que la organización terrorista previamente abandone las armas.

Etiquetas