Despliega el menú
Nacional

POLÍTICA

Los gobiernos de Euskadi y Navarra recuperan la sintonía

Trece años después, sus respectivos presidentes se reúnen para reconducir las relaciones y apostar por una colaboración sin injerencias.

Sanz y López firman un acuerdo de cooperación.
Los gobiernos de Euskadi y Navarra recuperan la sintonía
Villar López/EFE

Los presidentes de Navarra y Euskadi, Miguel Sanz y Patxi López, iniciaron ayer un camino de colaboración institucional entre ambas comunidades desde el "respeto a las diferentes realidades" políticas e institucionales que representan. "No es de interés para ninguna de las dos" comunidades establecer un órgano común permanente de colaboración, precisó el lendakari tras firmar junto a Sanz un protocolo general de cooperación, y también, según el presidente navarro, este órgano "no es necesario" para tener "un marco de relaciones estables".

Esta coincidencia ha sido la constante en un acto institucional que no tenía lugar desde hacía 13 años y en el que han tratado también sobre el terrorismo para constatar, comentó Sanz, su "clara voluntad de seguir profundizando en la unidad democrática para combatirlo", y más cuando la sentencia del Tribunal de Estrasburgo sobre la ilegalización de Batasuna "ha dejado a ETA colgada de la brocha".

Sobre la tardanza de una reunión oficial entre Navarra y Euskadi, Miguel Sanz indicó que "alguien pretendía hacer anormal lo que es normal: el reconocimiento de que Navarra es una comunidad diferenciada que forma parte de España y no forma parte ni quiere formar parte de ese proyecto político que los nacionalistas llaman Euskal Herria".

Por eso López aseguró que con esta primera reunión que mantiene con un presidente de otra autonomía desde que accedió a la Lehendakaritza y con su presencia en Pamplona venía "a testificar un nuevo tiempo" que debe marcar las relaciones entre dos comunidades que tienen "unos vínculos especiales" que "queremos mantener".

"Queremos dejar de darnos la espalda e iniciar un camino de colaboración desde el respeto mutuo y sin injerencias interesadas", añadió, y subrayó que este es "un buen día porque Euskadi y Navarra se dan la mano, seguramente lo que estaban deseando la mayoría" de los ciudadanos.

Así, ante las banderas de España, Navarra, Euskadi y Europa, Sanz y López se refirieron a la "sintonía personal" entre ambos, y han manifestado "la especial relación" entre sus respectivas comunidades y su interés por "el fomento de la buena relación de vecindad" a través de un convenio.

En el convenio las dos comunidades reflejan la "voluntad expresa y firme determinación para mantener e incrementar el espíritu de colaboración y cooperación" en "cuestiones de interés común". Entre estas cuestiones destaca el euskera, que ambas "sin injerencias en la política lingüística" convienen en "proteger" como "hecho patrimonial y vínculo cultural", que "no tiene ni dueño ni ideología", precisó el lendakari, y que por ello se trata de "fomentarlo en libertad, sin ningún tipo de imposición que acabe generando rechazo".

El protocolo recoge también la captación de ETB 1 y ETB 2 por TDT en la Comunidad Foral, y para ello la televisión pública vasca se compromete a "respetar la realidad política, social e institucional, los símbolos y la identidad de Navarra" y en sus producciones propias "las diferentes sensibilidades políticas e ideológicas". En materia de infraestructuras los presidentes de Navarra y Euskadi muestran asimismo su "apoyo decidido a la construcción de la Y vasca ferroviaria y al corredor navarro de alta velocidad".

Etiquetas