Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

LAS CONSIDERAN UN FRAUDE

Los consumidores denuncian a otros diez fabricantes de pulseras 'milagro'

La organización Facua considera que la "inoperancia de la administración" es la culpable de la proliferación de estos productos que prometen todo tipo de beneficios para la salud.

Las alertas sobre las supuestas pulseras 'milagro' han caído en saco roto, y lejos de desaparecer, han aumentado los fabricantes de estos productos que ofrecen desde mejorar el equilibrio a mitigar dolores. La asociación de Consumidores en Acción Facua ha vuelto a denunciar ante Sanidad y Consumo a otros diez fabricantes y distribuidores de estas pulseras por considerar que se trata de un fraude. El portavoz de la organización, Rubén Sánchez, responsabilizó a las propias autoridades sanitarias, cuya "inoperancia" ante las denuncias de Facua "ha favorecido que más empresas se hayan lanzado a la venta de estos productos que, con un lenguaje que utiliza charlatanería seudocientífica, prometen todo tipo de beneficios para la salud".

Y es que el catálogo de dolencias que, presuntamente, curan estas pulseras es inacabable: mejora el equilibrio, aumentar la fuerza o el rendimiento sexual, mantiene la juventud, combate dolores, lesiones, ansiedad, insomnio y depresiones. Algunas incluso se presentan como remedio frente a la artritis, la artrosis, la fibromialgia, la osteoporosis y hasta el cáncer.

Según Sánchez, una de las empresas pioneras, PowerBalance, presumía en abril de haber vendido unas 300.000 unidades, lo que supondría unos ingresos de en torno a 10 millones. Para atraer al público, no dudaban en aludir a famosos usuarios como el tenista Manolo Santana, el futbolista del Real Madrid Cristiano Ronaldo, el piloto de fórmula 1 Rubens Barrichelo, los surfistas Pablo Gutiérrez y Courtney Conlogue o el jugador de baloncesto Shaquille O'Neal. La galería de personajes usados como reclamo en su página web incluye incluso a la duquesa de Alba o la infanta Elena, que supuestamente también habrían sucumbido a los encantos de la pulsera.

En este sentido, la organización de consumidores advierte que, como es habitual con los productos 'milagro', estos negocios basados en el fraude acaban siendo redondos si los productos de estas empresas no se retiran del mercado y las sanciones, de producirse, se limitan a unos pocos miles de euros. Los responsables de Facua ya reclamaron a la recién designada ministra de Sanidad, Leire Pajín, que articulase medidas para retirar del mercado estos productos y sancionar a las empresas en proporción a los enormes beneficios obtenidos. Pero aseguran que Sanidad ha intentado marearles remitiéndoles primero a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMP), que aún no se ha pronunciado, y al Instituto Nacional del Consumo (INC).

Precisamente, según Facua, el INC anunció en abril que este tipo de productos vulneraban la legislación, y derivó las cuatro primeras denuncias de la organización a las direcciones generales de Consumo de Andalucía, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y País Vasco, donde tenían sus sedes sociales dichas empresas. Por el momento, Andalucía y Baleares ya han iniciado expediente sancionador a dos de estas empresas, mientras que Valencia se limitó a realizar una inspección, sin concretar si se abría expediente sancionador, postura que tampoco ha aclarado el País Vasco.

Etiquetas