Despliega el menú
Nacional

Inundaciones en el Norte y Levante por las lluvias

Las intensas lluvias caídas en las últimas horas están causando acumulaciones de agua en calles y avenidas, inundaciones en viviendas y cortes de carreteras en Alicante, Denia y Jaén.

Inundaciones en Treceño, Cantabria
Las intensas lluvias provocan inundaciones en Asturias, Cantabria y Levante
EFE

Las intensas lluvias caídas en las últimas horas están causando acumulaciones de agua en calles y avenidas, inundaciones en viviendas y cortes de carreteras en Alicante, Denia y Jaén. En la capital alicantina, un intenso aguacero acompañado por rachas de viento, ha provocado este mediodía pequeñas inundaciones en locales comerciales de las calles y avenidas de la ciudad.

El Parque Local de Bomberos ha recibido llamadas de vecinos y de propietarios de establecimientos, si bien aún no ha trascendido el número de servicios realizados.

Las lluvias registradas en las últimas veinticuatro horas en la provincia de Alicante han dejado 60 litros por metro cuadrado en la localidad de Denia, donde se han suspendido las clases, mientras que en el resto del territorio alicantino las precipitaciones han oscilado entre 10 y 15 litros.

Otra de las zonas afectadas por la lluvia ha sido Jaén en donde han ocasionado inundaciones en viviendas y en siete carreteras de las localidades de La Carolina, Úbeda, Baeza, Canena y Linares, según han informado a Efe fuentes del Servicio de Emergencias 112.

Se estima que en Baeza, donde no se han producido daños de relevancia, se han registrado 45 litros de lluvia por metro cuadrado, mientras que en la pedanía de La Yedra cayeron 70 litros por metro cuadrado.

En la localidad de Canena, el Balneario de San Andrés, que ya sufrió graves daños por las inundaciones del año pasado que llenaron de barro sus instalaciones, también se han visto afectado.

Además, un total de siete carreteras han sufrido incidencias por agua y barro en Martos (JA-3308), Baeza (JA-4109, A-6102 y acceso a la Yedra), Linares (carretera entre la Estación Linares-Baeza y Miralvía) y en Rus (JA-5105).

Ocho personas han sido evacuadas en Cantabria ante el riesgo de que sus viviendas quedaran inundadas, mientras que una balsa de agua, acompañada de barro y piedras, ha provocado la suspensión del tráfico de trenes de Feve entre la comunidad autónoma y Asturias. Éstas son las principales incidencias ocurridas hasta esta tarde en Cantabria por las fuertes lluvias caídas en la región, que han afectado fundamentalmente a la zona occidental y han provocado 109 actuaciones de los servicios de emergencias del 112.

Siete de los evacuados corresponden a localidades del municipio de Valdáliga, como Treceño, Valdáliga, San Vicente del Monte y Roiz, mientras que la octava, es un vecino del municipio de Cabuérniga. Además, una balsa de agua, acompañada por barro y piedras, que ha cubierto las vías en la estación de Treceño, ha obligado esta mañana a detener un tren de Feve y a trasladar a sus viajeros en autobús.

La línea de Feve entre Cantabria y Asturias ha quedado suspendida y permanecerá así, al menos hasta mañana, según han explicado el consejero de Presidencia y Justicia, Vicente Mediavilla, y el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez. En rueda de prensa, ambos han anunciado, además, la decisión de activar, a partir de las 17.00 horas de hoy, el nivel 1 del Plan de Emergencias de Cantabria y la extensión de la alerta naranja a toda la región, a partir de las 18.00 horas, ante la previsión de que las lluvias continúen a lo largo de esta noche y de mañana.

La decisión, tomada en una reunión celebrada esta tarde con representantes de todos los organismos que participan en los planes de Protección Civil en la región, prevé que este nivel de alerta del Plan de Emergencias quede desactivado a las 18.00 horas de mañana.

Según la delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), María Rosa Pons, en Cantabria podrían producirse tormentas a lo largo de la noche y la madrugada de hasta 30 litros de agua por metro cuadrado en una hora y lluvias persistentes mañana, que podrían dejar hasta 80 litros por metro cuadrado.

Pons ha señalado que en la región son "frecuentes" las tormentas en el mes de junio, aunque ha matizado que no de la intensidad prevista para hoy y mañana, y ha explicado que la activación de la alerta se ha producido, no sólo por la previsión de lluvias, sino por el alto nivel de agua que llevan los ríos y la coincidencia con dos pleamares con un coeficiente alto.

A este respecto, Vicente Mediavilla ha indicado que los ríos con mayor riesgo de desbordamiento son el Pas, el Miera y el Asón, y ha aconsejado a los ciudadanos que se queden en sus casas, en la medida de lo posible, y que eviten circular con sus vehículos o desplazarse por zonas con riesgo de inundación o desprendimientos.

Activado el Plan de Inundaciones en Asturias

El Gobierno asturiano ha activado esta tarde el Plan de Inundaciones ante el elevado caudal que presentan los ríos, la previsión de que se mantengan las lluvias y de que a las 19:30 la pleamar alcance los cuatro metros de altura. Desde el servicio de emergencias 112-Asturias se ha alertado ya de la situación a la Delegación de Gobierno, a los Ayuntamientos y organismos susceptibles de intervenir

El plan se ha activado pasadas las 17:00 en su nivel cero, el más bajo de los previstos y con el que, en principio, todas las incidencias que puedan darse por inundaciones serán controladas por los medios y recursos ubicados en los propios municipios afectados.

El Plan de Inundaciones estuvo ya activado el pasado 10 de junio durante casi todo el día por las fuertes lluvias que provocaron inundaciones, cortes de carretera y desprendimientos en distintos concejos costeros, principalmente de la costa central y occidental de la región.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico ya había alertado de que hoy podrían producirse en Asturias "nuevos problemas" ya que la tierra se encuentra muy mojada por las lluvias de los últimos días y los caudales de sus ríos presentan niveles altos.

Etiquetas