Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

ETA

La familia de Puelles agradece a Interior la retirada de simbología etarra

La familia del policía nacional Eduardo Puelles, asesinado por ETA el pasado 19 de junio, ha agradecido "el esfuerzo" realizado por la consejería vasca de Interior y la Ertzaintza para retirar los símbolos de apoyo a la organización terrorista de las calles del País Vasco.

Al término de una nueva concentración en recuerdo del inspector de policía asesinado, su hermano Josu Puelles ha agradecido "profundamente" de parte de la familia la actuación del Gobierno vasco para eliminar simbología en favor de ETA. Según ha dicho, es una actitud que a los familiares "nos desagravia" y sirve de "consuelo".

Cerca de un centenar de personas, entre familiares, amigos, vecinos y representantes políticos, se han vuelto a concentrar esta noche en el parque Ibaieder, cerca del lugar del atentado que acabó con la vida de Puelles.

Se trata de la segunda de las concentraciones que los familiares del policía asesinado tienen previsto organizar el día 19 de cada mes en su memoria.

Entre los concentrados, se encontraban familiares del empresario Inaxio Uria, el ex concejal socialista Isaías Carrasco y el edil del PP Jesús María Pedrosa, también asesinados por ETA.

La concentración se ha desarrollado en silencio durante quince minutos, a partir de las 20,00 horas y tras una pancarta en la que se leía "Edu gogoan zaitugu. ETA kanpora" (Edu te recordamos. ETA fuera), portada, entre otros, por la viuda y los hijos de Puelles.

La movilización ha contado con la presencia de representantes políticos e institucionales, entre ellos, el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares; el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna; el presidente del PNV en Vizcaya, Andoni Ortuzar; y la directora de la oficina de atención a las víctimas del terrorismo del Gobierno Vasco, Maixabel Lasa.

También han tomado parte dirigentes socialistas como el secretario del PSE-EE en Vizcaya, José Antonio Pastor; y responsables del PP vasco como su presidente, Antonio Basagoiti, entre otros.

A su término, Josu Puelles ha agradecido la presencia de vecinos y de familiares de Uria, Carrasco y Pedrosa y ha abogado por la unidad de los demócratas contra ETA, además de valorar la actuación del Gobierno vasco para eliminar simbología que suponga enaltecimiento del terrorismo de las calles.

Según ha dicho en declaraciones a los periodistas, se trata de una labor "muy difícil" y "compleja", que en ocasiones "no consigue el resultado óptimo que persigue, pero a nosotros, como familiares -ha afirmado-, nos vale la intención y la actitud de este Gobierno".

Puelles ha valorado la actuación de aquellos Ayuntamientos "que de forma contundente" se suman a esa labor y ha reprobado la de aquellos otros que "no aprueban ningún tipo de iniciativa para quitar esa simbología que está ofendiendo a la familia de Eduardo".

También la presidenta de las Juntas Generales de Guipúzcoa, Rafaela Romero, asimismo presente en la concentración, ha defendido la unidad de los poderes públicos y políticos para luchar contra ETA y ha deseado que la sociedad vasca les acompañe "en esa batalla pacífica.

En declaraciones a los periodistas, ha puesto de manifiesto que actos como la concentración en recuerdo a Puelles "son necesarios para construir una memoria pública colectiva" en apoyo a las víctimas del terrorismo.

Según ha dicho, "Eduardo es parte de la memoria del pueblo vasco" y "debemos recordar que era un servidor público, que cuidó de nuestra seguridad y libertad".

Etiquetas