Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

La explosión de Logroño fue tan violenta que derrumbó las dos últimas plantas

Los cuatro fallecidos vivían de alquiler desde 2003. El padre estaba en paro y la madre era limpiadora.

Logroño. Las autoridades continúan investigando las causas de la explosión de gas el sábado en un edificio de Logroño, suceso que causó la muerte de unos padres y sus dos hijos de 9 y 8 años. Sí se sabe que el estallido fue tan violento que provocó el derrumbe de las dos últimas plantas del inmueble.

La familia vivía desde 2003 de alquiler en el piso siniestrado y sufría los efectos de la crisis, ya que el hombre estaba en el paro. La madre trabajaba como limpiadora en un piso en la calle de Teruel. Integraban una familia muy apreciada entre sus vecinos del número 25 de la Gran Vía.

Los fallecidos son Roberto Edgardo Videla, argentino de 39 años; su mujer, Marta Liliana Saa Lazo, chilena también de 39 años; y sus hijos Exequiel Andrés, de 9 años, y Katherine Alexandra, de 8.

La explosión, cuyo origen aún no se ha confirmado pero que pudo provenir una bombona de butano, se registró a las 7 de la mañana, al parecer en la cocina del tercer piso izquierda del inmueble. En esta casa vivía también la madre del esposo, Rafaela María Greco, de 81 años, que sufrió quemaduras y permanece ingresada en el Hospital San Pedro.

La cocina estaba situada en la parte central del piso y la explosión afectó con más intensidad a las habitaciones traseras, donde dormían la pareja y sus dos hijos. La deflagración fue tan intensa que reventó los dos últimos pisos, cuyas plantas se derrumbaron unas sobre otras, y provocó un incendio que los bomberos tardaron varias horas en sofocar.

Ayer, un dispositivo especial del servicio 010 del Ayuntamiento de Logroño recibió llamadas de amigos de la familia fallecida y compañeros de colegio de los niños. El director del centro y la APA se pusieron a disposición del Ayuntamiento para aportar información.


Etiquetas