Despliega el menú
Nacional

ETA

La 'doctrina Parot' ha aplazado la excarcelación de 36 presos etarras

El próximo febrero se cumplen cuatro años de la sentencia del Tribunal Supremo 197/2006, más conocida como 'doctrina Parot'. La aplicación de este fallo -que implica que la reducción de pena por beneficios penitenciarios se aplica al total de las condenas impuestas, y no al máximo legal de 30 ó 40 años, según el Código Penal en vigor- ha retrasado ya la inmediata excarcelación de 36 presos de ETA con largos historiales terroristas y amenaza con dejar en prisión los próximos años a otro centenar largo de reclusos.

La aplicación de la 'doctrina Parot', cuatro años después, empieza a pasar factura al frente carcelario de ETA, y así se reconoce en documentos internos de la propia organización que han sido incautados por las fuerzas de seguridad. De hecho, uno de los puntos centrales de la campaña de movilización anunciada esta semana por el llamado colectivo de presos de ETA (EPPK), además de la habitual exigencia del fin de la dispersión, es la reclamación de la liberación de los reclusos que "han cumplido la condena" y que siguen entre rejas por la aplicación de la jurisprudencia del Supremo.

Según mandos de la lucha antiterrorista, varios de los 36 presos ya afectados por la 'doctrina Parot' y otro "nutrido grupo" de activistas que saben que su excarcelación se va a retrasar están en el epicentro del debate interno generado en las cárceles sobre la continuidad de la lucha armada y que ETA quiere cortar de raíz con esta campaña de movilizaciones, que incluye huelgas de hambre y encierros en las celdas, con el objetivo último de frenar un más que posible cisma en el también denominado 'frente de makos'.

Diez años de media

Cuatro de estos terroristas afectados por la 'doctrina Parot' han sido llevados a las cárceles de Zuera, en Zaragoza, y Villabona, en Asturias, los dos centros donde el Ministerio del Interior concentra a los disidentes y críticos de la banda. Se trata de Luis María Azkargorta, Fernando de Luis, José Félix Zabarte y Pedro Odriozola. Otros dos han sido trasladados a cárceles del País Vasco y tres más se encuentran en centros penitenciarios de Logroño y Burgos, a escasos kilómetros de sus residencias familiares.

Según las estadísticas penitenciarias, los presos afectados hasta ahora por la 'doctrina Parot' han visto alargadas sus condenas una media de diez años, si bien hay reclusos con extensiones de penas bastante mayores. Son los casos de Pedro Etxeberria, condenado por el asesinato del 'ertzaina' Juan José Pacheco, quien ha visto cómo la fecha de su excarcelación se retrasaba 13 años, de septiembre de 2006 a 2019, o de Inmaculada Noble, ex novia de Iñaki de Juana Chaos y miembro del más sangriento comando Madrid de ETA, que contaba con abandonar la cárcel en marzo de 2008 y no lo hará hasta 2021.

También se encuentran en esta situación Domingo Troitiño, responsable del comando 'Barcelona' que voló Hipercor y condenado a más de 900 años de cárcel. Está recluido en la prisión de Lugo y sin la doctrina Parot debía haber salido libre en 2006, pero no lo hará hasta 2017. Maitane Sagastume Arrieta, del comando 'Ipar Haizea', presa en el centro donostiarra de Martuente y que debía haber sido excarcelada el 26 de julio pasado, pero que no lo será hasta agosto de 2021.

Etiquetas