Despliega el menú
Nacional

TERRORISMO

La Audiencia Nacional condena a una grapo por ordenar atentar contra el Valle de los Caídos

Victoria Gómez Méndez fue condenada a siete años de cárcel por un delito de daños con finalidad terrorista por haber ordenado un atentado el 7 de abril de 1999 que no causó víctimas, aunque sí cuantiosos daños materiales.

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a la dirigente de los Grapo Victoria Gómez Méndez a siete años de cárcel por un delito de daños con finalidad terrorista por haber ordenado un atentado en el Valle de los Caídos el 7 de abril de 1999 que no causó víctimas, aunque sí cuantiosos daños materiales.

El tribunal, que absuelve de estos mismos hechos a los también miembros de la banda José Luis Elipe y a Manuel Pérez, considera probado que la cúpula de los Grapo, en la que se encuadraba por entonces Gómez, fue la que dio instrucciones a la terrorista Monica Refojos Pérez, ya condenada por este ataque, para que informara de cómo atentar en la basílica.

Tras recopilar esos datos, Gómez y el resto de los cabecillas de los GRAPO dieron luz verde al atentado. Refojos colocó un artefacto con tres kilos de explosivo en el segundo confesionario de la pared este del templo, en el brazo derecho de la basílica.

Luego programó la bomba para que estallara a las 4:30 horas de la madrugada, cuando no había visitantes en el mausoleo ni en sus alrededores. La explosión causó un incendio y daños que ahora la Audiencia Nacional ha valorado en casi 725.000 euros. Una cantidad que el tribunal condena a pagar a Gómez de forma solidaria con Refojos.

Etiquetas