Nacional
Suscríbete

PRIMARIAS EN EL PSOE MADRILEÑO

Jiménez: "Somos dos personas equilibradas"

La ministra de Sanidad y aspirante a ser la candidata socialista a la Comunidad de Madrid considera que en la pugna con Tomás Gómez, los militantes optarán "por el que esté en mejores condiciones de ganar".

La ministra de Sanidad y aspirante a ser la candidata socialista a la Comunidad de Madrid, Trinidad Jiménez
Jiménez: "Somos dos personas equilibradas y respetuosas"
EFE

La ministra de Sanidad y aspirante a ser la candidata socialista a la Comunidad de Madrid, Trinidad Jiménez, considera que en esa pugna con el líder del PSM, Tomás Gómez, los militantes del partido optarán "por el que esté en mejores condiciones de ganar".

"Estamos haciendo una apelación a los militantes para saber quién es el candidato que estaría en mejores condiciones de competir y ganar en Madrid", ha dicho Jiménez en.

La militancia del PSM decidirá el 3 de octubre entre Jiménez y Gómez para que sea el cabeza de cartel socialista en las elecciones a la Comunidad de Madrid de mayo de 2011.

La ministra asegura que, dado que los proyectos de ambos "son idénticos", el modo en que los militantes perciban quién tiene más posibilidades de ganar los comicios será "la gran diferencia" a la hora designar al candidato.

Jiménez ya fue candidata a la alcaldía de la capital en 2003 y perdió con Alberto Ruiz-Gallardón y ahora quiere pisar de nuevo la arena de la política madrileña tras una decisión "meditada, consciente" y que afirma haber tomado personalmente, a pesar de que le han atribuido la etiqueta de que es la candidata del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

"Si yo fuera la candidata (de Zapatero) me sentiría enormemente orgullosa, porque soy miembro de su Gobierno y he trabajado intensamente con él en estos años", apunta la ministra, que reivindica sus veintiséis años como militante de los socialistas madrileños para que se le reconozca "la posibilidad haber dado ese paso de manera autónoma y con criterio y madurez política".

Con Rodríguez Zapatero ha hablado "tanto" durante años que el presidente y líder del PSOE "no tenía necesidad" de pedir que sea candidata en Madrid: "sé perfectamente qué decisión tengo que tomar en cada momento".

Le mueve - señala - la voluntad de estar al servicio de su partido y su proyecto, la lealtad con los militantes y el compromiso con los ciudadanos.

Jiménez no teme que los dos aspirantes se despedacen en esta contienda de las primarias: "somos dos personas equilibradas, comedidas y respetuosas. Somos parte del mismo proyecto y no estamos enfrentados por una posición ideológica".

Al contrario, cree que las primarias servirán para trasladar a los militantes socialistas y a los ciudadanos en general la impresión de que "hay ganas de competir, de que hay posibilidades de gobernar".

Eso supone activar a la militancia y el electorado y "sacudirnos la resignación" en una comunidad en la que el PP gobierna desde 1995, con el añadido de que las primarias otorgarán al ganador "fuerza y legitimidad".

"Voy a por todas", afirma Jiménez, quien dice tener vocación de mayoría y que cree que el PP "está nervioso" por su eventual candidatura.

Rechaza las críticas por el uso de su cargo de ministra en temas de partido y recuerda que la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, no deja ese puesto ni el de senadora para ser candidata a la Presidencia de Castilla-La Mancha en 2011.

Por eso no se plantea abandonar "de inmediato" el Ministerio si es elegida candidata socialista y deja esa decisión en manos del jefe del Ejecutivo.

De su boca no sale una crítica expresa a la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, aunque sí subraya que bajo su gobierno en esta comunidad se ha producido un "debilitamiento" de los servicios públicos.

Pone como ejemplo que la región madrileña destina el 2,7 de su PIB a educación - "prácticamente la mitad que Andalucía o Cataluña" - y que Madrid gasta 1.100 euros por persona y año en sanidad, frente a 1.400 euros de media nacional.

Políticas específicas para jóvenes y desarrollar la potencialidad de Madrid en áreas como la economía, la cultura y las tecnologías figuran en el ideario de Trinidad Jiménez, que dice haber demostrado en el Ministerio una actitud de diálogo y consenso que es "un indicador de cómo podría comportarme en el futuro".

Etiquetas