Nacional
Suscríbete por 1€

Iglesias: "El partido ha comprendido mi propuesta de renovación"

Madrid. El secretario regional del PSOE-Aragón, Marcelino Iglesias, dejó claro ayer tras un acto electoral en Madrid del PSOE federal que no tiene ninguna intención de repetir como cartel electoral, pese a lo que puedan presionar diversos sectores. "Nadie debe convertirse en un tapón", afirmó sobre sí mismo de cara a la necesidad de quee l PSOE plantee un relevo generacional en los próximos comicios autonómicos.

Iglesias dio por hecho además que no va a encontrar más oposición interna una vez que ha dejado claras sus intenciones a todos de no volver a presentarse como candidato a la Presidencia de la DGA. "El partido ha reaccionado muy bien, ha comprendido mi propuesta de renovación", afirmó tras ser preguntado de forma expresa sobre el malestar que había.

Pese a las manifestaciones de ayer, Iglesias sí ha recibido peticiones de altos dirigentes de su partido instándole a que revise su decisión de abandonar. De hecho, se le habría llegado a plantear que si no quería estar más tiempo al frente de la DGA en caso de volver a ganar, al menos se presentase él como cartel y a los pocos meses dimitiese, según explicaron fuentes socialistas.

Esta situación tampoco sería una novedad ya que ha ocurrido en otras Comunidades Autónomas. En cualquier caso, se da por seguro que, sea o no Iglesias el candidato, sí liderará la campaña electoral del PSOE en Aragón, como ya hizo en las elecciones europeas.

A la cabeza de las presiones se habría situado el secretario general del partido, José Blanco, según fuentes del propio entorno del presidente Iglesias. Está aún por ver si Blanco asumirá esta respuesta o intentará jugar con otras cartas para favorecer un cambio de opinión que, aseguran, también estaría planteando el presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

En este sentido, hoy hace dos semanas que Iglesias recibió la visita de José Blanco, quien acudió a Zaragoza según se trasladó entonces con el mensaje de que debía reunirse con Zapatero para reconsiderar su candidatura autonómica. Ese día también acudió a Zaragoza la secretaria de Organización, Leire Pajín. En ese caso, su gestión estuvo dirigida a evitar problemas en la reorganización que se va a hacer en el PSOE-Zaragoza.

Desde entonces, ayer fue la primera vez que el presidente español y el aragonés coincidieron en un acto y, según se aseguró, no trataron el asunto de su relevo. Entre otros motivos, porque debido al formato del acto apenas pudieron llegar a cruzar unas palabras.

Encuentro intrascendente

De hecho, Zapatero sí se reunió ayer durante unos minutos con Iglesias, pero junto a ambos estaban también el resto de presidentes autonómicos del PSOE (excepto el catalán Montilla) y todos los secretarios regionales del partido. Según fuentes de la reunión, Rodríguez Zapatero no trató nada trascendental con ninguno de ellos, sino que se limitó a adelantar algo de lo que iba a decir en su mitin y a recibir peticiones de los presidentes autonómicos para ir a inaugurar determinadas obras en los respectivos territorios. Tras ese pequeño encuentro, el mitin empezó y excepto en un rápido saludo al acabar (en la imagen), ya no hubo más oportunidades de hablar cara a cara. Aunque ayer no hubo tiempo, Zapatero e Iglesias volverán a tener oportunidad de tratar cómo abordan la sucesión en Aragón varias veces antes de que finalice el año. Así, se espera que haya un comité federal del PSOE. Además, hay al menos dos actos oficiales que les juntará. Serán el 6 de diciembre en el acto de conmemoración de la Constitución y una semana después en la Conferencia de Presidentes.

Etiquetas