Nacional
Suscríbete

FIANZA DE TRES MILLONES DE EUROS

El juez, sobre Matas: "Ha venido a burlarse"

El juez ha retirado definitivamente el pasaporte a Matas y le ha prohibido salir del territorio nacional. El ex presidente balear deberá depositar tres millones de euros antes de la medianoche del próximo miércoles si no quiere ir a prisión.

Los fiscales acusan a Matas de recibir un soborno de 250.000 euros de José Luis Moreno
Los fiscales acusan a Matas de recibir un soborno de 250.000 euros de José Luis Moreno
EFE

El juez del "caso Palma Arena", José Castro, ha decretado prisión provisional eludible mediante el pago de una fianza de 3 millones de euros para el ex presidente de Baleares Jaume Matas (PP) por diversos delitos de corrupción durante su gestión política.

El juez del "caso Palma Arena" ha retirado definitivamente el pasaporte a Matas y le ha prohibido salir del territorio nacional, medidas que también ha adoptado contra su cuñado Fernando Areal, ex tesorero del PP balear, informaron fuentes jurídicas.

El juez ha acordado dar un plazo de 72 horas hábiles para pagar la fianza al ex presidente balear, quien, al igual que su cuñado, deberá comparecer quincenalmente en el Juzgado, "así como cuantas veces fuera llamado", afirma el auto judicial.

El ex presidente Jaume Matas tiene hasta la medianoche del miércoles 7 de abril para pagar la fianza de tres millones de euros que le ha impuesto hoy el juez del "caso Palma Arena" por delitos de corrupción política, han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

En el auto, el juez José Castro fija 72 horas para el pago de la fianza, pero al tratarse de tres días hábiles, y del jueves al lunes son festivos en Baleares por la Semana Santa, el plazo vence en la medianoche del próximo miércoles, según las fuentes.

Jaume Matas, quien ayer pidió la baja temporal en el PP, que se le aceptó, tiene prohibido también salir de España, por lo que no podrá volver a Estados Unidos, donde trabajaba y tenía su residencia desde el año 2008.

Matas, que es el principal imputado en el "caso Palma Arena", fue presidente de Baleares en dos legislaturas (1996-1999 y 2003-2007) y fue ministro de Medio Ambiente con el presidente José María Aznar.

El ex político popular causó ayer baja temporal, a petición propia, como militante del PP tras 17 años en la formación, de la que fue presidente del partido en Baleares.

El juez del "caso Palma Arena", José Castro, imputa al ex presidente de Baleares Jaume Matas la presunta comisión de doce delitos de corrupción, penados con hasta 64 años de cárcel, según el auto de prisión provisional que ha dictado hoy y al que ha tenido acceso Efe.

En su escrito, en el que establece una fianza de 3 millones de euros para Matas, el juez acusa al ex ministro de Medio de Ambiente de siete delitos de malversación de caudales públicos, un delito de falsedad en documento oficial, otro de prevaricación administrativa, uno de fraude a la Administración, uno de blanqueo de capitales y un delito electoral.

A su cuñado Fernando Areal, que fue gerente del PP balear y al que ha retirado el pasaporte, el juez le acusa de tres delitos: dos de blanqueo y un delito electoral. Estos delitos conllevarían una pena máxima de 15 años de cárcel.

En el auto, Castro indica que no se puede explicar el incremento del patrimonio de Matas durante la anterior legislatura y le atribuye la propiedad de dos pisos en Madrid y Mallorca que están a nombre de otras personas.

También apunta que con sus ingresos no pudo hacer frente a estas compras, ni tampoco a la adquisición y reforma de un piso en un palacete de Palma.

"Resulta imposible que con los ingresos declarados por la familia Matas-Areal pueda acumularse tal patrimonio y más imposible aún si se hacen compatibles tales adquisiciones con un tren de vida de absoluto derroche y ostentación", indica el juez.

Castro afirma que, si bien "cabía esperar" que Matas ofreciera explicaciones que pudieran "desvirtuar los abrumadores elementos de cargo que pesaban sobre él", finalmente durante sus quince horas de declaración "se invirtió más en formular las preguntas que en el desarrollo de las respuestas, que en su generalidad brillaron por su ausencia".

Es más, considera que algunas de las explicaciones que ha dado Matas suponen una "burla" a su Juzgado y a los ciudadanos y, en otros casos, "todo un disparate".

"Es claro que el señor Matas ha venido a burlarse de los simples mortales", destaca en el escrito.

En cuanto a la construcción del velódromo Palma Arena durante la anterior legislatura, que costó más del doble de lo presupuestado hasta 110 millones, Castro afirma que, lejos de creer al ex presidente cuando dijo que él no controlaba su gestión, "no cabe imaginar" que las "irregularidades" hayan podido tener lugar "sin su mandato en algunos casos y su consentimiento o tolerancia en otros".EFE

mt.fp/pv

Etiquetas