Despliega el menú
Nacional

EXPORTACIONES

España triplica la venta de armamento

Marruecos, Israel, Venezuela o Arabia Saudí fueron algunos de los destinatarios en 2009.

La fuerte crisis económica por la que atraviesa España no ha repercutido en el mercado armamentístico. Las empresas nacionales incrementaron el año pasado sus exportaciones un 44% respecto a 2008. Cuatro años antes, las ventas fueron tres veces menos cuantiosas.

En total, las exportaciones de armas dejaron en España en 2009 1.346 millones de euros, una cantidad ostensiblemente más elevada que los 934,45 millones del año anterior y el triple que en 2005 (419,4 millones). Así consta en el informe que presentó ayer ante la Comisión de Defensa del Congreso la secretaria de Estado de Comercio, Silvia Iranzo.

Los socios de la UE y de la OTAN representaron el 64,8% de los envíos de material de defensa, principalmente buques de guerra y aeronaves. Por países, el principal cliente fue Noruega, con 281,29 millones, seguido de Malasia (180,53), Alemania (160,22), el Reino Unido (121,96) y Portugal (105,88). También destacaron países como Italia (70,8 millones), Estados Unidos (55,4), Brasil (46,9), México (43,7), Botsuana (37,5), Colombia (33,3) y Marruecos.

Las ventas a Rabat ascendieron a 31,1 millones de euros, que incluyeron la venta de 286 vehículos todo terreno, ambulancias, camiones cisterna y piezas de aeronaves. Iranzo aclaró que este material no se ha destinado "en ningún caso" a su uso en el conflicto saharaui.

España también vendió en 2009 material de defensa a Israel por valor de 750.635 euros, incluido en la categoría de "bombas, torpedos, cohetes y misiles" y que tuvieron como destinatario las fuerzas armadas de este país. Junto a esto, el Gobierno autorizó año exportaciones al país hebreo aún no materializadas por un importe de 2,8 millones de euros.

El comercio de material de defensa con Israel suscitó controversia después de la ofensiva militar israelí sobre la franja de Gaza de hace un año y medio.

Productos a Irán, Libia y China

El informe también recoge las ventas de productos y tecnología de doble uso -civil o militar-, valoradas en 99,1 millones de euros, lo que supone un descenso del 35,7% respecto a 2008. Irán fue el principal destino de estas exportaciones, con 38,9 millones, seguido de Libia (12,7) y China (9,6).

Los envíos a Irán consistieron en tubos de acero para la fabricación de calderas de vapor y aires acondicionados y para las industrias del automóvil, petrolífera, petroquímica y del gas y repuestos de turbinas para estos sectores.

La secretaria de Estado aclaró que todas las operaciones han pasado los controles preceptivos para no incumplir el embargo y las numerosas restricciones que pesan sobre Irán por parte de Naciones Unidas y la Unión Europea por su programa nuclear. Añadió, además, que tanto miembros de la Embajada de España en Teherán como las empresas exportadoras han hecho "inspecciones sobre el terreno" para comprobar que el material no se ha empleado con "fines indeseados".

Etiquetas