Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

INMIGRACIÓN

España solo consigue repatriar a uno de cada cinco "sin papeles"

El Gobierno ampliará el plazo de internamiento de los inmigrantes pendientes de expulsión

España solo logra repatriar a uno de cada cinco inmigrantes que residen sin permisos legales en territorio nacional. En 2007 se quedaron en el país 36.176 'sin papeles', a pesar de que las Fuerzas de Seguridad les localizaron y llegaron a incoar los correspondientes expedientes de expulsión, según estadísticas del Interior a las que el Departamento nunca ha dado publicidad.

El Ministerio da a conocer de manera periódica las grandes cifras de expulsiones, retornos, readmisiones o devoluciones, pero nunca ha desvelado cuántos son los irregulares que son identificados y fichados y que, sin embargo, jamás son repatriados por falta de acuerdos con los países de origen o por la imposibilidad de volver a localizar al inmigrante una vez puesto en libertad.

Un reciente documento interno de la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil apunta que en 2007 la Comisaría General de Extranjería y Documentación incoó 45.714 expedientes de expulsión a inmigrantes en situación irregular detectados en el interior del país. Sin embargo, solo pudieron ser expulsado 9.536 de estos 'sin papeles', apenas el 20,8%.

Además, España es cada vez menos efectiva a la hora de repatriar a los clandestinos que ya han entrado. En 2006, según este mismo informe oficial, las autoridades policiales dictaron órdenes de expulsión contra 48.857 irregulares, de los que fueron repatriados 11.373, un 23% del total, tres puntos más que un año después.

A todos estos inmigrantes se les ordena abandonar el país en un plazo de 15 días. No hay estadísticas oficiales de cuántos cumplen las órdenes, pero las estimaciones más optimistas apuntan a que menos de un 1,5 % abandona el país de manera voluntaria. Los técnicos del Interior insisten en que España tiene más del 92% de efectividad en los rechazos y devoluciones en fronteras.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció ayer que el Gobierno reformará la Ley de Extranjería para ampliar el plazo máximo de internamiento de los 'sin papeles' con vistas a su repatriación. En la actualidad, el tiempo máximo de reclusión en los centros de internamiento para extranjeros está en 40 días y siempre bajo supervisión judicial.

En declaraciones a la cadena Ser, no quiso concretar cuál es el tiempo máximo que baraja el Ejecutivo, aunque sí adelantó que no llegará al límite de seis meses, prorrogable a 18 meses, que plantea la nueva directiva europea. Rubalcaba señaló que considera excesivo el medio año, si bien insistió en que 40 días son insuficientes para los farragosos trámites que preceden a una expulsión.

Recordó el apoyo español al actual borrador de la directiva europea sobre repatriaciones y aseguró que, con la actual redacción, "en España nadie va a perder derechos" y "en países donde no había derechos los van a tener".

Etiquetas