Despliega el menú
Nacional

NUEVA LEGISLATURA

ERC, IU e ICV formarán un grupo propio en el Congreso con el préstamo del BNG

Ambos partidos se inclinan por sumar los votos de Unitat per les Illes, pero también negocian con BNG y NaBai.

Tras casi un mes de negociaciones, ERC, IU e ICV han logrado pactar con el BNG el préstamo temporal de sus dos diputados para constituir un grupo propio en el Congreso, con todos los requisitos exigidos por el Reglamento de la Cámara Baja.

La simple unión entre ERC, IU e ICV no les garantizaba formar agrupación propia, a pesar de sumar el mínimo de cinco diputados requerido, porque no alcanzaban por tres décimas el cinco por ciento de votos -el segundo requisito que marca la normativa-.

Finalmente, en una reunión de los siete partidos que deberían integrar en principio el Grupo Mixto han pactado una fórmula que permite dividirse en dos agrupaciones diferentes.

El BNG, según ha anunciado su portavoz, Francisco Jorquera, constituirá junto a ERC, IU e ICV un grupo parlamentario, pero posteriormente pasará a formar parte del Mixto junto a Coalición Canaria (CC), Nafarroa Bai y Unión, Progreso y Democracia (UPyD).

UPyD no lo avala

 

El partido que lidera Rosa Díez ha sido la única formación minoritaria que no avala este acuerdo porque entiende que se hace un "uso instrumental" del Reglamento al trasladarse el BNG al Mixto en un plazo breve, lo que ha tachado de "chapuza".

El préstamo de diputados es una práctica habitual en el Parlamento cuando alguna fuerza política minoritaria tiene problemas para conseguir formar grupo.

De hecho, el PNV y CiU también podrán finalmente contar con sendos grupos propios en el Senado durante esta legislatura al haber llegado a un acuerdo con el PSOE, que cede a los nacionalistas vascos y catalanes seis y tres senadores. El grupo que conformarían ERC, BNG, ICV e IU contará con 7 diputados y suma el 5,79% de los votos.

Jorquera, al término de la reunión, ha explicado que han adoptado esta decisión "por razones políticas", aunque no de "afinidad", ya que su preferencia consistía en lograr la división del Mixto en beneficio de un funcionamiento más ágil de la Cámara y de la eficiencia de los trabajos parlamentarios de cada partido. "No significa una alianza política", ha añadido el diputado gallego, que ha calificado de "solución técnica" la fórmula para dividir al Mixto.

Formar parte de un Mixto constituido por once diputados y siete formaciones supondría dejar de percibir importantes cuantías de las subvenciones que el Estado otorga a los grupos parlamentarios, así como contar con una plantilla de asistentes más mermada.

También afectaría considerablemente a la capacidad legislativa de cada formación, cuyos diputados registrarían iniciativas cada mucho tiempo, y al tiempo de intervención de cada partido en las sesiones de la Cámara.

Jorquera ha comentado que en el encuentro entre las siete formaciones las consecuencias económicas de este "paso al frente" no se han tratado todavía y no ha revelado cuánto tiempo permanecerá junto a ERC, IU e ICV.

El portavoz de los nacionalistas gallegos ha declarado que el BNG ha tenido que superar "dificultades" de las fuerzas mayoritarias, el PSOE y el PP, que han manifestado "actitudes hipócritas", "claras contradicciones" y "falta de voluntad" para dividir el Mixto.

Para Jorquera, la "falta de voluntad" y "el comportamiento rígido" de los grupos socialista y "popular" ha contrastado con "la predisposición" de CiU y del PNV, ya que ambas formaciones han ofrecido el préstamo de alguno de sus parlamentarios. El plazo para inscribir los grupos parlamentarios finaliza el próximo lunes a las 20.00 horas y la Mesa del Congreso decidirá el martes si cumplen con los requisitos reglamentarios.

Etiquetas