Despliega el menú
Nacional

ETA

El Supremo anula la absolución de un etarra que lanzó vivas a ETA en el funeral de su padre

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha anulado la sentencia de la Audiencia Nacional, que en mayo de 2009 absolvió al etarra Jon Urretavizcaya Sahuquillo, acusado de exaltación del terrorismo por haber gritado 'Gora ETA' durante el funeral del su padre en 2007 en la localidad vizcaína de Elorrio. Urretavizcaya acudió a los oficios religiosos desde la cárcel de Nanclares de Oca, custodiado por las fuerzas de seguridad.

El alto tribunal ordena a la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia rehacer la sentencia por las "contradicciones" en que había incurrido. El ponente del fallo del Supremo, Julián Sánchez Melgar, reprocha a la Audiencia Nacional que absolviera al etarra, condenado anteriormente a ocho años de cárcel por colaboración con banda armada, por la "escasa difusión" de sus proclamas a ETA a las puertas de la basílica de la Concepción, a pesar de que en el apartado de 'hechos probados' los magistrados reconocen que sus tres vivas a ETA desencadenaron varios altercados, hasta el punto de que "la gente se abalanzó y los antidisturbios tuvieron que repeler para poder introducir a Jon Urretavizcaya en el coche".

La Fiscalía, que pedía dos años de cárcel para el acusado, recurrió la sentencia de la Audiencia Nacional y ahora el Supremo reconoce el error de la sala porque hay "elementos fácticos contradictorios" entre los hechos probados y la valoración del delito.

Etiquetas