Despliega el menú
Nacional

EXTERIORES

El Rey y Zapatero se "reencuentran" con Chávez con el petróleo como protagonista

El presidente venezolano ha preguntado al monarca "¿por qué no vamos a la playa?" tras comentar el calor que hacía en la isla y que ha comparado al del Caribe.

El Rey y el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, relanzaron las relaciones con Venezuela al dar por zanjado el incidente de la última Cumbre Iberoamericana entre el monarca y el presidente de ese país, Hugo Chávez, quien ha ofrecido a Repsol proyectos petrolíferos en la Faja del Orinoco.

Zapatero, y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, acordaron crear un grupo de trabajo para que el país latinoamericano pueda vender a España 10.000 barriles diarios de petróleo a 100 dólares a cambio de inversiones y tecnología. Fuentes del Gobierno español informaron de que este es el principal acuerdo al que llegaron Zapatero y Chávez durante su almuerzo en el Palacio de la Moncloa, con el que el presidente venezolano ha concluido su visita a España y ha cerrado su gira europea.

El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotiza en el entorno de los 123 dólares. El grupo de trabajo, encabezado por el ministro de Industria de España, Miguel Sebastián, y el titular venezolano de la cartera de Energía, Rafael Ramírez, tiene como objetivo constituir en España un fondo al que iría a parar la factura de los barriles para financiar en Venezuela proyectos relacionados con la tecnología, los equipamientos médicos o las infraestructuras. Empresas constructoras españolas podrían también participar en las iniciativas que se financien con ese fondo.

Según explicaron las fuentes del Gobierno español, los 10.000 barriles diarios podrían aumentar en el futuro y procederán de las extracciones que realiza la española Repsol en Venezuela. Chávez anunció su intención de ofrecer a España petróleo a cambio de tecnología o maquinaria para la transformación de alimentos en la rueda de prensa que ofreció junto a Zapatero, un acuerdo similar, dijo, al que ya ha suscrito con Portugal.

El almuerzo de trabajo, que se desarrolló en un ambiente "muy cordial y distendido", tuvo como asunto central la política energética, el alza de los precios del crudo y la posibilidad de llegar a acuerdos bilaterales para paliar la situación.

 

"¿Por qué no vamos a la playa?"

Con una hora de retraso llegado Chávez a la residencia de verano de la Familia Real, el Palacio de Marivent de Palma de Mallorca, para reunirse con su "amigo" el Rey, con el que se ha dado un apretón de manos pese a las expectativas que se habían creado de que los dos demostrarían el fin de la tensión con un abrazo.

El verdadero reencuentro ha tenido lugar sin cámaras. Los dos han bromeado sobre el ya famoso "¿por qué no te callas?" y don Juan Carlos incluso ha regalado una camiseta con la frase a Chávez, que ha calificado la entrevista de "muy placentera" y ha invitado al Rey a viajar el próximo año en Venezuela.

De Palma ha volado a Madrid para reunirse y almorzar con Zapatero, acompañados de sus ministros responsables de Asuntos Exteriores, Industria y Energía.

En una comparecencia ante los medios, Zapatero y Chávez han ratificado su deseo de relanzar las relaciones bilaterales con proyectos de cooperación, con el petróleo como eje, y el jefe de Ejecutivo español se ha mostrado satisfecho por el "reencuentro" de los dos países.

Chávez ha pasado página de ese "capítulo coyuntural" que supuso el incidente con el Rey en Santiago de Chile y ha bromeado con don Juan Carlos; ante las cámaras le ha preguntado "¿por qué no vamos a la playa" y, ya en la intimidad, le ha pedido que comparta los beneficios generados por los derechos de autor del "¿por qué no te callas?".

Chávez ha agradecido la "calidez" con la que ha sido recibido en España y ha insistido en su amistad con el Rey, con Zapatero y con todo el país, convencido de que en la "situación difícil" que atraviesa el mundo por la crisis energética, alimentaria, financiera y "moral", es bueno que España y Venezuela pasen página y abran un nuevo capítulo. "Venimos a extender la mano de la amistad y del afecto y a trabajar juntos", ha reiterado.

Chávez ha confiado en que el Rey y Zapatero visiten su país el próximo año y que ese viaje coincida con el inicio de los eventos organizados para celebrar el bicentenario de la independencia. 

Etiquetas