Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

ELECCIONES CATALANAS

El PSOE se desvincula de la previsible debacle

El PSC y CiU pactan que hoy se realice el primer cara a cara entre Montilla y Mas en TV3, pero las quejas del resto de formaciones dejan el asunto en manos de la Junta Electoral.

Esperanza Aguirre (2i), Alicia Sánchez-Camacho (2d), y el candidato popular por Gerona (d), ayer.
El PSOE se desvincula de la previsible debacle
EFE

El PSOE ha decidido ponerse a cubierto ante la más que probable derrota electoral del PSC. Lo que le suceda al 'partido hermano', dicen ahora los socialistas, será consecuencia de su gestión al frente de la Generalitat y de la decisión de José Montilla de reeditar su alianza de gobierno con los independentistas de ERC y los ecologistas de ICV. Poco más. Esta vez no están dispuestos a cargar con el peso de unas decisiones con las que, en muchas ocasiones, ni siquiera han comulgado, por más que los socialistas catalanes achaquen buena parte de la apatía que acogota a sus electores a la crisis económica y, sobre todo, a la respuesta dada por José Luis Rodríguez Zapatero.

Lo dejó caer el propio Montilla cuando dijo que "todos", también el presidente del Gobierno, tendrán que "tomar nota" de lo que ocurra el próximo domingo. Zapatero no quiso responder de manera pública al dardo lanzado en una entrevista a 'El País', pero el portavoz de los socialistas, Marcelino Iglesias, lo hizo por él. Nada de repartir la derrota: "La repercusión, la responsabilidad y el efecto" de las elecciones, dijo, se quedarán en Cataluña.

"Todo el mundo va a sacar conclusiones -admitió después-, pero estoy convencido de que los catalanes van a votar sabiendo que lo que eligen es un gobierno para Cataluña porque el electorado es cada vez más preciso, más consciente de lo que se decide en cada tipo de convocatoria".

Mientras tanto, los candidatos del PSC, José Montilla, y de CiU, Artur Mas, acordaron ayer protagonizar hoy en TV3 el primer cara a cara entre los dos máximos aspirantes a dirigir Cataluña, un debate que ha suscitado las quejas del resto de formaciones y que queda en manos de la Junta Electoral. Los jefes de campaña del PSC y CiU pactaron que el debate comience a las 22.30, dure 75 minutos y tenga cuatro bloques, cada uno de ellos de 15 minutos.

Los bloques versarán sobre "crisis y política económica" (lo iniciará Mas), "relaciones Cataluña-España" (Montilla), "políticas sociales" (Mas) y "política de pactos" (Montilla). Todo con el aval del Consell de Govern de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), con nueve votos a favor, dos en contra y la abstención del presidente de la CCMA.

Los populares solicitan a la Junta Electoral de la provincia de Barcelona que no autorice el debate por entender que supone un "grave perjuicio" al resto de formaciones catalanas. Destacan que esta instrucción obliga al medio público que organice un debate en periodo electoral -TV3 en este caso- a ponerlo en conocimiento de la Junta Electoral "con cinco días de antelación a la emisión del debate". En el hipotético caso de que la junta lo vete, el director de Comunicación del Grupo Godó ha ofrecido la posibilidad de realizarlo en la televisión del grupo privado, 8tv.

Etiquetas