Despliega el menú
Nacional

PRESUPUESTOS

El PSOE acepta 150 enmiendas de las minorías para evitar el veto del Senado a los Presupuestos

El Congreso dará la semana próxima el visto bueno a las cuentas públicas, que pasarán para su tramitación en la Cámara Alta

El PSOE admitió más de 150 enmiendas de CiU, ERC, IU y Coalición Canaria (CC) a los Presupuestos del Estado para 2009 en un claro guiño a los partidos minoritarios para que no secunden el veto a las cuentas públicas que el PP planteará dentro de unos días en el Senado.

Los cuatro partidos beneficiados votaron en octubre pasado a favor de la devolución de los Presupuestos al Gobierno cuando el pleno del Congreso discutió la toma en consideración del proyecto.

El gesto del PSOE, por lo tanto, es un intento de acercar de posturas para tratar de convertir lo que hace dos semanas fue un no a las cuentas en el Congreso en una abstención o un apoyo a su paso por el Senado.

Los socialistas, gracias al pacto con PNV y BNG, cuentan con la mayoría absoluta necesaria en el Congreso para levantar un eventual veto del Senado y para aprobar de manera definitiva los Presupuestos del Estado, pero prefieren evitar el desgaste político que supone que las cuentas regresen en diciembre a la Cámara Baja rechazadas por el Senado.

La tramitación del proyecto en el Congreso entró en su tramo final. Las cuentas fueron enmendadas y aprobadas en la Comisión de Presupuestos y la semana próxima recibirán en el pleno el respaldo definitivo del Congreso, antes del inicio de su tramitación en el Senado.

Los socialistas han querido "ampliar de manera notable la red de apoyo a los Presupuestos", según el portavoz de Economía, Francisco Fernández Marugán, para lo que han aceptado a cuatro partidos minoritarios más 150 enmiendas en comisión, por valor de unos 150 millones de euros.

Al igual que ocurrió con los más de 200 millones adicionales acordados antes con PNV y BNG, se trata de mejoras de recursos para sus respectivas comunidadea el veto, pero si además se abstienen ERC o CC, o los dos, le será matemáticamente imposible.

Etiquetas