Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PRESUPUESTOS

El PNV pone precio a su apoyo a los Presupuestos

Rodríguez Zapatero apela a la "responsabilidad" para lograr un pacto que genere confianza en la economía.

El PNV agradeció la "clara sintonía" demostrada por el vicepresidente económico, Pedro Solbes, hacia las peticiones planteadas por su grupo en la reunión celebrada en el Ministerio de Economía para negociar su eventual apoyo a los Presupuestos Generales del Estado para 2009. Los nacionalistas vascos, no obstante, aseguraron que aún no han decidido si respaldarán el proyecto y pidieron contrapartidas a cambio de sus votos. El presidente del Gobierno apeló a la responsabilidad de los partidos minoritarios y subrayó la importancia de aprobar las cuentas públicas en la difícil situación actual, ya que eso "genera confianza" en la economía.

El portavoz parlamentario del PNV, Josu Erkoreka, dio a entender que su partido se deja querer tras su encuentro de casi hora y media con Solbes y con el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña. Al Gobierno, que negocia estos días las cuentas públicas con todos los grupos, le bastaría el apoyo de los seis diputados del PNV más los dos del BNG para sacarlas adelante.

Ambas formaciones nacionalistas dejaron claro que venderán caro ese respaldo. Por si acaso, el Ejecutivo busca además otros apoyos mediante llamamientos a la "responsabilidad" ante el frenazo económico.

"He expresado la disposición de nuestro grupo a seguir explorando un acuerdo", señaló Erkoreka en rueda de prensa tras alabar la "sensibilidad" y el "interés" mostrado por el vicepresidente ante sus planteamientos. Aún así, subrayó que el acuerdo "todavía está muy lejos" y explicó que ambas partes acordaron celebrar otras reuniones para tratar los detalles de ese posible pacto.

El portavoz nacionalista admitió que entre sus peticiones están las transferencias en materia de I+D+I y en políticas activas de empleo que el Gobierno vasco reclama. Transferencias cuya ejecución no supondría para el Ejecutivo un gasto excesivo en el País Vasco, pero que el PNV entiende que equivaldrían a dotar a su territorio de dos importantes instrumentos de política económica. Al mismo tiempo, el PNV demanda inversiones en su comunidad. "Todo es importante", subrayó Erkoreka para dejar claro que ambas cuestiones serán clave en futuras negociaciones.

Erkoreka señaló que Solbes es consciente de los aprietos por los que pasa la economía, y de que esas dificultades "han de reflejarse en los Presupuestos". Para el PNV, la solución pasa por "resistir" la crisis mediante políticas sociales, y también por "invertir" para modernizar la economía y salir del bache con una estructura saneada.

Financiación autonómica

El vicepresidente económico se reunió también con el líder de IU, Gaspar Llamazares, y con el portavoz de CiU, Josep Antoni Durán i Lleida, que fue el más duro a la hora de poner condiciones. Su grupo, recalcó, sólo apoyará unas cuentas que "den una respuesta positiva a la financiación" de Cataluña, ejecuten lo acordado en anteriores presupuestos y contemplen inversiones en esa comunidad acordes con lo establecido en el 'Estatut'. Durán demandó también "medidas económicas y sociales" contra la crisis.

El portavoz de IU, Gaspar Llamazares, explicó que su reunión con Solbes sirvió para constatar las "profundas diferencias" que alejan a su formación del Ejecutivo. Para IU, el Gobierno ofrece "unos presupuestos de crisis", que no garantizan el prometido aumento del gasto social ni "el cambio de modelo productivo". "Estamos muy distantes de la propuesta que presenta el Gobierno", afirmó.

A su regreso de Turquía y tras conocer el resultado de las reuniones, José Luis Rodríguez Zapatero subrayó la importancia de que los presupuestos cuenten con el mayor respaldo posible, ya que eso "genera confianza" ante la complicada situación económica. El presidente del Gobierno apeló en concreto a la "responsabilidad" demostrada por CiU en otras negociaciones y aseguró que hay "un escenario razonable" para un acuerdo "de la mayoría de grupos". En sintonía con lo exigido por las minorías, subrayó que la situación aconseja unas cuentas diseñadas para "apoyar a los sectores con más dificultades" y "preparar la recuperación".

Etiquetas