Despliega el menú
Nacional

EXTERIORES

El patrón del 'Playa de Bakio' contacta con su familia y afirma que confía en una solución rápida

El Gobierno asegura que no hay ningún herido entre la tripulación del 'Playa de Bakio', asaltado en la costa somalí por hombres armados.

El patrón del atunero 'Playa de Bakio', Amadeo Álvarez, pudo volver a contactar con su familia en Baiona (Pontevedra), a la que le transmitió que confía en una pronta solución del secuestro por parte de piratas somalíes a 230 millas de este país, situado en el conocido como 'cuerno de África'.

Así lo confirmó su mujer, Angelines Mariño, quien fue, al igual que este lunes, la que habló con él por teléfono, después de que los piratas que lo mantienen secuestrado -junto a 22 compañeros, siete de ellos gallegos- volviesen a permitirle una conversación "muy breve" con la familia. "Llamó por la mañana para que nos tranquilizáramos, ya que los estaban tratando bien", relató Angelines Mariño, quien insistió en que la conversación no fue "mucho más allá" porque "no le permiten (los secuestradores) hablar mucho".

En todo caso, Angelines Mariño valoró las "breves palabras" porque le permitieron quedarse "más tranquila" después de que ayer por la tarde lo notase un "poco nervioso". "Está tranquilo", destacó su mujer, quien indicó que él le transmitió que confía en que todo se solucione pronto.

Además, fuentes de la Consellería de Pesca confirmaron que todos los tripulantes gallegos han llamado esta madrugada a sus familiares para "tranquilizarles" y les han dicho que "están bien".

Gabinete de coordinación

Por su parte, el Gabinete de Coordinación, constituido por el Gobierno estatal para para la liberación de los tripulantes del 'Playa de Bakio', y del que forman parte altos representantes de la Presidencia, de Asuntos Exteriores y de Defensa, informa "puntualmente" a la titular de Pesca, Carmen Gallego.

Las mismas fuentes ratificaron que el Gabinete de Coordinación está llevando a cabo "todas las gestiones por todas las vías posibles" para liberar a los secuestrados. Asimismo, la mandataria gallega ha hablado con las familias para informales de las reuniones que se están llevando a cabo en Madrid y comunicarles como sigue el proceso de liberación de los tripulantes.

Sin heridos

El Gobierno asegura que, según las autoridades de la zona, no hay ningún herido entre la tripulación. Antes, los secuestradores habían asegurado que al menos había un herido, según dijo el director del Programa de Asistencia a Navíos del Este del África, Andrew Mwangura.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que el Ejecutivo está trabajando "minuto a minuto" para lograr la liberación de los tripulantes y confía en un "rápida y feliz solución".

Defensa ordenó a una de sus fragatas, que navegaba por el Mar Rojo, que pusiera rumbo a la zona del incidente. La fragata de combate Méndez Núñez llegará a la zona en unas 48 horas, calculó el secretario general de Política de Defensa, Luis Cuesta, que precisó que la presencia de la fragata tendrá sólo "carácter disuasorio".

En cuanto a la participación de la OTAN, Cuesta ha apuntado que se ha pedido la ayuda de los buques que estén por la zona "para ayudar en la localización" exacta del barco secuestrado.

Según una fuente vinculada a los secuestradores, el pesquero se dirige a la pequeña localidad de Gaan, unos 50 kilómetros al sur de Obbia, a mitad de camino entre la punta del llamado Cuerno de África y Mogadiscio, la capital del país. Un representante de las bandas de secuestradores que operan en las costas de Somalia explicó que no se puede llegar por tierra a Gaan, sólo se puede acceder por mar.

"Estamos bien todos, no hay problemas"

El patrón del 'Playa de Bakio' aseguró que toda la tripulación del buque se encontraba bien y adelantó que podrían estar dirigiéndose a Obbia.

RNE contactó con el patrón del barco, quien declaró: "Estamos bien todos y, bueno, no hay problemas, de momento no hay problemas". Un secuestrador intentó justificar su acción explicando que los cuatro asaltantes del barco pertenecen a la milicia somalí y que atravesaban por una situación de carestía, y dijo qeu sólo era una cuestión de dinero.

La tripulación del atunero, con base en Bermeo y perteneciente a la Asociación Nacional de Armadores de Buques Atuneros Congeladores (ANABAC), está formada por 26 tripulantes: 13 de origen africano y 13 de origen español -ocho de Galicia y cinco del País Vasco-.

El secuestro tuvo lugar cuando cuatro piratas armados abordaron el barco y se hicieron con su control tras un ataque con lanzagranadas.

El 11 de abril, un grupo de 30 turistas, la mayoría franceses, permaneció secuestrado a bordo de su velero por una docena de piratas, también en aguas somalíes. Después de una negociación, entre los filibusteros y el armador del buque, que accedió a pagar un rescate de dos millones de dólares a cambio de la entrega de los rehenes, una operación del Ejército francés consiguió la liberación de los turistas y la detención de seis piratas.

Etiquetas