Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PAÍS VASCO

El Parlamento vasco acusa al Ejecutivo central de "amparar" torturas

La Cámara "reprueba" la postura "sistemática" ante las denuncias de malos tratos a detenidos con el voto a favor de EHAK y en contra del PSE y el PP.

El Parlamento Vasco aprobó ayer una iniciativa en la que acusa al Gobierno central de "amparar sin excepción" y de forma "sistemática" a las fuerzas policiales ante las denuncias de torturas o malos tratos de detenidos, y le pide que cese en la concesión de indultos a agentes condenados por ello. La proposición, presentada por Aralar, se debatió pese a que desde el PSE, su portavoz, José Antonio Pastor, pidió a esa formación que pospusiese su discusión para no empañar la actual imagen de unidad.

No obstante, al final salió aprobada con los votos a favor del tripartito PNV-EA-EB, de Aralar y EHAK, y en contra del PP y el PSE. En la resolución se "reprueba la postura que el Gobierno español adopta sistemáticamente ante las denuncias de torturas o malos tratos, amparando sin excepción a las fuerzas policiales". Critica "especialmente el total amparo" ofrecido por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, a los ocho guardias civiles ante las denuncias de torturas de los presuntos etarras Igor Portu y Mattin Sarasola. Además, hace un llamamiento para que el Gobierno adopte las medidas "necesarias para garantizar los derechos humanos" y aboga por que cuando se produzca una denuncia de tortura el Ejecutivo realice una investigación interna y dé una "respuesta acorde a un Estado de derecho garantista".

Por otro lado, el lendakari, Juan José Ibarretxe, se mostró optimista con respecto a la reunión que mantendrá el próximo martes en la Moncloa con el presidente del Gobierno. Confió en alcanzar un acuerdo sustentado en las negociaciones que sobre el derecho a decidir mantuvieron el PSE, el PNV y Batasuna en el santuario de Loyola.

Ibarretxe hizo oídos sordos a las advertencias de la Moncloa sobre las nulas posibilidades de llegar a un entendimiento sobre un nuevo marco de relaciones entre el País Vasco y España, así como la convocatoria de una consulta popular. Zapatero ha dejado claro que dirá que no a esos planteamientos y la vicepresidenta señaló ayer que el presidente escuchará al lendakari "con todo respeto" y le responderá "con toda rotundidad". El líder nacionalista, no obstante, apuntó ayer que "es posible" un acuerdo, y dijo estar convencido de sus posibilidades de éxito porque "si no, no iría el próximo martes a Madrid". Zapatero, desde Lima, confió en que esa actitud del lendakari permita "un camino distinto al que viene planteando".

Etiquetas