Nacional
Suscríbete por 1€

ELECCIONES GENERALES

El PP omitirá a ETA en campaña para no dar publicidad a los "abertzales"

La dirección nacional del PP ha optado por dejar en segundo plano durante la campaña electoral cualquier comentario o especulación sobre el futuro de ETA para evitar "dar publicidad" a la izquierda abertzale, de modo que aplaza la estrategia acerca del fin de la banda a después del 20N.

Mariano Rajoy dirige su atención a la Cumbre del próximo miércoles.
El PP omitirá a ETA en campaña para no dar publicidad a los "abertzales"
EFE

Fuentes del Partido Popular han informado a Efe que de lo que haga la banda terrorista apenas se ha hablado a lo largo de la reunión del Comité de Dirección, entre otras razones porque al líder del partido, Mariano Rajoy, le "preocupa mucho" que la deuda española se rebaje en la Cumbre europea del miércoles.

La medida sería consecuencia del plan de recapitalización de la banca europea, un proceso que, según las exigencias que plantee y cómo se lleve a cabo, puede generar un problema extra de financiación de la economía.

De ello ha hablado en varias ocasiones el líder de los populares, y también ha pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que haga cuanto esté en su mano para evitar una pérdida de valor de la deuda soberana.

Para Rajoy, lo que se decida el próximo miércoles en Bruselas, en la segunda Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno en cuatro días, será esencial para el futuro de España, no sólo para el futuro inminente, sino sobre todo para su porvenir a largo plazo.

En una entrevista a la Cadena Cope, el líder del PP ha recalcado que la deuda española no tiene nada que ver con la griega, que es fiable y que el Tesoro puede pagarla.

A su juicio, no puede quedar "estigmatizada" la emisión de bonos españoles. Lo contrario sería "fatal" para la economía", añaden las fuentes del PP consultadas.

La vicepresidenta para Asuntos Económicos, Elena Salgado, afirmó el pasado sábado que una rebaja no está encima de la mesa, si bien en el PP creen que el proceso de recapitalización de la banca, como quiera que está por definirse, aún no ha despejado la incertidumbre ni los temores.

Ha relajado sólo en parte la aseveración del presidente francés, Nicolas Sarkozy, para quien España ya no se encuentra "en la primera línea de la crisis", pues entre las filas populares, dicen las fuentes, inquietan las intenciones de la canciller alemana, Angela Merkel, en el camino de la recapitalización bancaria.

Éste ha sido el tema fundamental que han estudiado los componentes del Comité de Dirección, pero no ha sido el único.

Aunque apenas se ha abordado el fin de ETA, el panorama que se abre en el País Vasco una vez ha decidido la banda terrorista el cese de la violencia ha irrumpido en los análisis de la cúpula del Partido Popular.

Una fuente de la formación señala que en este caso "la posición pública y la posición privada coinciden como un calco", esto es, que no hay hoja de ruta, ni propia ni pactada con el PSOE, para analizar las reclamaciones de la banda terrorista, como pudiera ser la situación de los 700 presos de la organización.

Es común en el Partido Popular el objetivo de no hablar de la izquierda abertzale, sea Bildu o sea Amaiur, durante la campaña electoral, ya que la prioridad en dicho ámbito consiste en "no dar publicidad" a un espectro político que puede conseguir el 20N un resultado impactante.

Que el fin de la violencia anunciada por ETA puede catapultar las opciones electorales de Amaiur es algo que pocos dudan en el PP, como recuerdan las fuentes, y por ello es importante no airear polémicas ni hipótesis sobre el futuro de las demandas de los terroristas.

Rajoy ha asegurado en la mencionada entrevista que el cese del uso de la violencia en el País Vasco, con ser un hecho "relevante" y "positivo" -"es algo que no ha ocurrido en 40 años", ha apostillado-, no puede llevar a "la frivolidad", sino a trasladar "un mensaje nítido": la unidad de todos los partidos y la primacía del Estado de Derecho.

Ha reconocido que no sabe si el PSOE manejará el anuncio de ETA de la pasada semana para obtener rédito electoral, pero sí ha avisado de las perjudiciales consecuencias que tendría que "el brazo político" de la organización etarra sí consiguiera más votos. Esto es lo que hay que evitar, en su opinión.

Rajoy, además, ha insistido en que si gana las elecciones generales, "no hay nada que negociar con ETA". La estrategia "se verá después del 20N", concluyen las fuentes.

Etiquetas