Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CORRUPCIÓN

El nuevo alcalde de Boadilla dimite tras ser imputado

El popular Juan Siguero está acusado de diseñar con el cerebro de la trama pliegos a medida para que la red ganara los concursos.

Juan Siguero, alcalde de Boadilla, en una imagen de archivo.
El nuevo alcalde de Boadilla dimite tras ser imputado
EFE

Nueva víctima política de la trama Gürtel en la Comunidad de Madrid. El popular Juan Siguero, al frente del Ayuntamiento de Boadilla del Monte, presentó ayer de manera fulminante su dimisión solo horas después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anunciara su imputación por sus presuntos vínculos con red de favores y corruptelas tejida por Francisco Correa. Siguero sustituyó a Arturo González Panero, 'el Albondiguilla', también imputado.

El juez del caso Gurtel, Antonio Pedreira, acusa a Siguero, que apenas ha estado dos años como alcalde del municipio madrileño, de negociaciones prohibidas a funcionarios, prevaricación y tráfico de influencias. El magistrado ha citado al ya ex alcalde a declarar como imputado el próximo miércoles.

El comunicado emitido por el Ayuntamiento de Boadilla indica que «Siguero Aguilar manifiesta su total y absoluta inocencia. Con el fin de aclarar inmediatamente su inocencia se pone a disposición judicial toda vez que el escrito de la Fiscalía se basa en una solicitud del Partido Socialista».

Fue la propia presidenta de la Comunidad de Madrid y presidenta regional del PP, Esperanza Aguirre, la encargada de anunciar que Siguero dejaba la política «para no perjudicar al partido». «Me ha llamado el alcalde para comunicarme su deseo de dimitir para no perjudicar al partido. Me ha dicho que es absolutamente inocente, pero como le han imputado en este procedimiento él quiere dejar claro que va a dedicar este tiempo a defender su inocencia y, por lo tanto, que deja el consistorio", señaló Aguirre, quien, desde el principio, ha forzado a alcaldes y consejeros madrileños a dimitir de manera inmediata apenas eran imputados en este sumario.

La líder del PP madrileño, eso sí, «agradeció» en nombre del partido la decisión de Siguero y remarcó que eso «es lo que hay que hacer», sin que ello signifique «faltar a la presunción de inocencia, que a todos nos tiene que afectar, y que en este caso desde luego yo se la concedo al alcalde de Boadilla como a todos los demás».

La inminente imputación de Siguero como «cooperador necesario» en los delitos de su antecesor era un secreto a voces a la vista de los informes de la Brigada Antiblanqueo que situaban al entonces concejal de Hacienda en el centro de los negocio de Correa con 'el Albondiguilla' en Boadilla del Monte. En agosto, la propia Policía pidió a Pedreira la detención de Siguero y de otros tres ex asesores de la Comunidad de Madrid por la adjudicación fraudulenta de contratos a Gürtel -entre ellos a las empresas Servimadrid Integral y Easy Concept Comunicación-, si bien la Fiscalía Anticorrupción lo consideró una medida desproporcionada.

Beneficios mutuos

Otro informe policial desveló que Siguero cerró con la propia trama la adjudicación por 14 años y por un valor de 600.000 euros de la gestión de la Oficina de Atención al Ciudadano. Los investigadores sostienen que en realidad el ahora ex alcalde, en su época de concejal de Hacienda en aquel ayuntamiento, se dedicaba a diseñar «pliegos a medida» con Francisco Correa, considerado el cerebro de la red corrupta, para que sus empresas los ganaran sin mayor problema. La connivencia era tal que la trama conocía incluso las condiciones de los concursos antes de que estos se hicieran públicos.

Los beneficios eran mutuos. Siguero, según un correo electrónico que consta en la causa, pidió en 2007 trabajo a Francisco Correa para su esposa. El mail da cuenta de la relación entre ambos: «Su única limitación (explicaba el propio Siguero sobre su esposa) es que busca un trabajo relativamente cómodo, entre las 8 y las 16 horas, y por esta zona (Boadilla, Majadahonda, Pozuelo, Villaviciosa). En principio le encajarían más las ofertas relacionadas con su experiencia, pero si crees que puede haber alguna otra interesante no dudes en comentarla. Espero tus noticias y gracias de antemano», concluye el correo electrónico intervenido.

Etiquetas