Despliega el menú
Nacional

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Las diputaciones provinciales están en el aire

El número dos del PSOE se pregunta si tienen sentido estos órganos de gobierno en una administración tan descentralizada.

José Blanco, ayer en Coca (Segovia).
Las diputaciones provinciales están en el aire
JUAN MARTíN MISIS/EFE

En el peor momento de la crisis, el número dos del PSOE aboga por abrir un debate sobre la Administración. "¿Tiene sentido que haya tantos miles de ayuntamientos tan dispersos, sin prácticamente capacidad de invertir y cuyo único gasto es el gasto corriente?", plantea. "Yo defendí un ajuste aún mayor porque con populismo y buenas intenciones no se garantiza el futuro", defiende.

"En la política española -reprocha el ministro- nos hemos acostumbrado a hablar de chorradas".

Hace poco más de un año que llegó al Gobierno y en este tiempo ha visto cómo su presupuesto millonario, una herramienta útil para ganar adeptos en territorio hostil, ha entrado en fase menguante. El ministro de Fomento es partidario de un ajuste más duro, pero pone en cuestión la reducción de la inversión pública. A su juicio, el país se pierde en debates frívolos, en lugar de abordar los problemas de fondo.

Sobre si le temblaron las canillas cuando Zapatero anunció que para cumplir con Europa metería la tijera a partidas tan simbólicas para el PSOE como las pensiones, la dependencia o el salario de los funcionarios, Blanco responde que fue "de los que dfendieron un ajuste mayor, porque creo que con proclamas populistas y con declaraciones de buenas intenciones no se garantiza el futuro de nuestro Estado de bienestar". Reconoce que habría recortado más en los gastos estructurales que en la inversión pública, "que es lo que genera actividad económica y la que puede mantener un mayor número de empleo".

Sobre lo que sí se puede reflexionar, según Blanco, es sobre nuestro modelo de la administración, "dónde pueden darse duplicidades y si hay entidades que se pueden suprimir". En este sentido, el ministro señala que la pregunta que uno puede hacer es: "¿Tiene sentido en una administración tan descentralizada que sigan existiendo las diputaciones provinciales? ¿Tiene sentido que haya tantos miles de ayuntamientos, tan dispersos, que no tienen prácticamente capacidad de invertir y cuyo único gasto es el gasto corriente? Estas son las reflexiones de verdad. En el debate político nos hemos acostumbrado, lamentablemente, a hablar de chorradas en lugar de hablar de las cosas de fondo".

A la pregunta de que qué le parece la afirmación de esta semana de Felipe González, cuando dijo que "rectificar es de sabios, pero hacerlo todos los días es de necios", Blanco responde por la tanjente. "El Gobierno ha tomado medidas que en su inmensa mayoría estaban siendo exigidas por organismos europeos. Me sorprende que quienes utilizaban como argumento lo que nos planteaba el FMI, la OCDE, la Comisión Europea para que se adoptaran determinado tipo de medidas, luego nieguen la mayor y el apoyo".

El ministro considera que "el debate político es muy superficial, se va a la espuma. En el Congreso se han planteado propuestas para reducir cuatro ministerios como si fuera la gran solución para reducir el déficit cuando es una medida realmente intrascendente". Y defiende que hay una decisión que adoptó el Gobierno, "de la que no se habla nada", para reducir el 25% del gasto corriente de los ministerios. "No he visto a nadie que preguntara cuánto supone esa reducción en los próximos tres años", afirma.

Respecto al relevo de Zapatero, considera que "lo decidirán los ciudadanos". En su opinión, el actual presidente "será de nuevo candidato y tenemos todas las posibilidades para revalidar la mayoría. La gente vota por expectativas de futuro y Rajoy representa el pasado".

También augura que el PSOE gobernará en más comunidades de las actuales tras las elecciones autonómicas del próximo año, aunque no dice en cuales, y respecto a Cataluña, que tendrá comicios en otoño, advierte que hay una perspectiva de crecimiento de CiU, pero también del PSC. "El problema son otras fuerzas políticas", afirma. Respecto a si teme una alianza de CiU y PP para aupar a Artur Mas a la Generalitat y, en el futuro, a Rajoy al Gobierno de España, entiende que "puede ser un escenario, y convendría que antes de las elecciones Mas despejara la incógnita".

Etiquetas