Despliega el menú
Nacional

El guardián de la caja del PP

Llevaba casi treinta años subiendo a la sexta planta de la sede del PP en la calle Génova pero lo que realmente le gusta es escalar montañas. Luis Bárcenas tiene el carácter reservado del amante del alpinismo, meticuloso y frío como un buen deportista que se faja en las subidas en solitario, discreto y prudente como deben los guardianes de las llaves de la caja, o al menos lo parecen.

Licenciado en Ciencias Empresariales por la exclusiva universidad privada de ICADE, Bárcenas empezó a trabajar en el partido en 1983, cuando Ángel Sanchís era tesorero de la Alianza Popular de Manuel Fraga. Apenas se le conocen grandes amigos íntietenido y acusado de un delito de cohecho relacionado con la financiación ilegal del partido) fue una oportunidad de promoción profesional para el joven empleado onubense. José María Aznar puso al frente de las finanzas al acaudalado Álvaro Lapuerta, quien nombró a Bárcenas gerente del partido.

Un profesional

Se le consideraba meticuloso y muy profesional, un excelente burócrata con todo bajo su control. Y no sólo en el partido.

Presume de una contabilidad personal impecable y la exhibe en la organización 'popular' como prueba de su honradez. "`Caray, Luis, tienes que ess destaparon su 'modus operandi' con la trama corrupta, se multiplicaron los dirigentes 'populares' que recordaban cuántas veces se escandalizaron de las facturas que presentaban las empresas de Paco Correa. Pero no protestaban. Nadie se atrevía a enfrentarse al poder fáctico del aparato. Bárcenas se retirará ahora de la que ha sido su casa política en las últimas tres décadas a la espera de que los tribunales se pronuncien sobre él.

Etiquetas