Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

DEFENSA

El Gobierno aprueba el envío de 100 militares y dos aviones al Chad

El Gobierno dio luz verde ayer al envío al Chad de 100 militares y dos aviones de transporte C295 para apoyar a la fuerza militar europea que, amparada por la resolución 1.778 de las Naciones Unidas, tiene la misión de velar por la paz en la región sudanesa de Darfur y contribuir a la seguridad de los civiles, en particular al regreso de los cientos de miles de refugiados. A su vez, 90 efectivos viajarán al Líbano a bordo de una patrullera para ayudar a la fuerza de paz desplegada en ese país.

Darfur es una región del oeste de Sudán, fronteriza con el Chad y la República Centroafricana, azotada desde 2003 por un conflicto que ha causado ya más de 200.000 muertos y 2,2 millones de desplazados. La Unión Africana tiene allí desplegados unos 7.000 efectivos que no han sido capaces de pacificar el área, y por ello pidió ayuda a la ONU, que a su vez movilizó a la UE para que preste apoyo logístico.

La aportación de España consistirá en enviar a la parte del Chad fronteriza con Darfur dos aviones de transporte junto a sus tripulaciones y personal de operaciones, seguridad, información, apoyo logístico y comunicaciones. Serán, como máximo, 100 militares que prestarán apoyo aéreo en operaciones de abastecimiento, aeroevacuaciones y traslados del contingente que operará en los puntos 'calientes'.

Según fuentes militares, la duración inicial de la misión será de un año, con la posibilidad de que sea prorrogada en caso de que las circunstancias así lo aconsejen y lo solicite la UE. El despliegue de este destacamento supondrá el regreso a África de un contingente del Ejército del Aire, tras la misión que desarrolló, desde mediados de 2002 hasta febrero de 2004, el Ala 11 de la Fuerza Aérea con un avión de patrulla marítima P3 Orión desplegado en el marco de la operación Libertad Duradera.

La nueva misión debería haber sido desplegada a finales de 2007, pero las dificultades a la hora de que los países participantes comprometieran fuerzas y medios, sobre todo aéreos, pospusieron su puesta en marcha.

Permiso parlamentario

La Ley de Defensa Nacional estipula que el envío de estos 100 soldados debe de ser autorizado por el Congreso de los Diputados. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, acudirá a la Cámara a pedir permiso probablemente el próximo jueves. El jefe de la Diplomacia española comparecerá en sustitución de la ministra de Defensa, Carme Chacón, que se encuentra de baja por maternidad y que está siendo sustituida por el titular del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Moratinos solicitará a su vez autorización para que una patrullera española de la clase "Descubierta", con una dotación de 90 efectivos, participe en el dispositivo naval de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (Finul) por un periodo inicial de seis meses prorrogables a otros seis. El Gobierno acordó ayer, además, mantener en 1.100 el límite de efectivos fijado en 2006 para la Finul, barrera que no será superada con la incorporación a su estructura marítima, cuyo mando desempeña un almirante italiano.

Etiquetas